Los cinco mejores locales de Madrid para degustar una ensaladilla rusa

La llamamos rusa, pero en realidad es francesa, ya que su receta se debe al chef Lucién Olivier. La puso de moda en el restaurante L’Hermitage de Moscú en 1860, de ahí lo de rusa. Entre sus ingredientes originales, estaban el salmón y la carne de caza. Hoy en día esa fórmula es un viejo recuerdo. Te contamos dónde puedes degustar las mejores de Madrid, en su versión española clásica y también alguna propuesta algo más innovadora.

La TasquitaLa Tasquita de Enfrente (C/ Ballesta, 6 – 915 325 449) o el restaurante de Juanjo López Bedmar, quien hace años colgó la corbata por ponerse al mando de los fogones, es uno de los templos sagrados madrileños de este manjar. ‘Fanático’ del producto español y de temporada, Juanjo suele acompañar la ensaladilla con ventresca de bonito y anchoas de Santoña. La patata está cocida en su punto y tiene la mayonesa justa.

celsoCelso y Manolo (C/ Libertad 1 – 915 318 079) no lleva ni un año en la capital madrileña, pero su carta de ensaladillas (versión original, con anchoas, con ventresca de bonito, con caviar del Valle de Arán) nos han conquistado por completo. En su nueva aventura gastronómica, Carlos Zamora sigue apostando por los pequeños productores, los proveedores especiales y los productos ecológicos, ingredientes que convierten sus ensaladillas rusas en unos imprescindibles de la carta. Ya sabes, ¡no dejes esta tasca castiza del siglo XXI sin probarlas!

AspenAl chef Joaquín Felipe, de Aspen (Plaza de la Moraleja, s/n Urbanización La Moraleja Alcobendas – 916 252 500), la receta clásica de la ensaladilla rusa se le quedaba corta, así que ha optado por recubrirla de tartar de atún y wakame. Para nosotros, esta propuesta, junto con su famosa tarta fina de manzana, en carta desde 1982, representan dos must del local. Quizás si opina lo mismo el Rey Juan Carlos, uno de los clientes VIP del establecimiento.

Samm (C/ Carlos Caamaño, 3 – 913 453 074). A pesar de ser una arrocería, su ensaladilla es una de las más famosas de Madrid. Los ingredientes están enteros (patata, huevo, atún, guisantes y zanahoria), en capas, sin revolver y la mahonesa está por encima, sin pasarse. El éxito se debe a la calidad de los productos, su sabor es muy suave, sin toques ácidos y no hay rastros de encurtidos. Llevan desde 1973 conquistando a los incondicionales de este plato, por algo será. Puedes probarla también coronada con abundante bonito, antes de degustar uno de sus arroces o en la barra, en la planta de arriba.

Si tú también eres un incondicional de la ensaladilla rusa y quieres proponernos otro ranking, estaremos encantados de conocer tu opinión.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/12/los_cinco_mejores_locales_de_madrid_para_degustar_una_ensaladilla_rusa_62679.php