Las nueve autopistas en quiebra deben 3.700 millones

Hay una solución sobre la mesa, que pasa como en otros sectores, por una quita. Pero los actores implicados esperan una mayor concreción por parte del Gobierno español. El hecho es que las nueve autopistas en quiebra, en concurso de acreedores, cuentan con una deuda financiera de 3.700 millones de euros. Una tercera parte, el 32%, está en manos de la banca extranjera.

De esas nueve, cuatro son las autopistas radiales de Madrid, que suponen una deuda de 1.660,9 millones de euros, lo que supone el 44,7% del pasivo total. El problema es interno, porque la mayoría de la deuda, el 86%, lo soportan entidades financieras españolas, y sólo 520 millones está en manos de la banca extranjera.

La quita que prevé el Gobierno es de un 50%. El presidente de Abertis, Salvador Alemany, aseguró, antes de la celebración de la junta de accionistas, el pasado martes, que cada uno “debe asumir sus responsabilidades”, dejando claro que esas quitas son imprescindibles para poder rehacer la situación. “Que cada palo aguante su vela”, ha reiterado.

Cantidades provisionadas

El proyecto del Gobierno lo han diseñado los ministerios de Fomento y Hacienda, y pasa por constituir una sociedad pública de autopistas con las nueve vías en problemas, tras realizar previamente una quita del 50% en la deuda que tienen frente a los bancos y frente a las constructoras. El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, aseguró que, en su caso, se han provisionado los 207 millones que tienen comprometidos.

La idea del Gobierno es que el pasivo financiero de 2.400 millones de euros y el de 240 millones con constructoras que resultará tras la quita se titulizarán para convertirse en un bono a treinta años con una rentabilidad inicial del 1%, con posibilidad de elevarla hasta el 4% en función de determinados supuestos.

Pero, ¿quiénes están implicados? Los principales bancos acreedores de las nueve autopistas en quiebra son Bankia, con un pasivo de unos 435 millones de euros, Banco Sabadell (unos 345 millones), el Santander (295 millones), CaixaBank (270 millones) y el ICO (unos 260 millones).

BBVA y Santander

En las radiales, en la R-4 las principales entidades acreedoras son el BBVA, con 60 millones; Santander (53 millones); Sabadell y Barclays, con unos 47 millones de euros cada uno. En cuanto a la concesionaria de la R-3 y la R-5, las entidades a las que mayores importes adeuda son Bankia (128 millones), el ICO (unos 71 millones), ING (63 millones) y Sabadell (27 millones). En la R-2, se debe unos 100 millones a Bankia, unos 59 millones a Banco Sabadell, 40 millones a CaixaBank, y 29 millones al ICO.

Teniendo en cuenta que las entidades han provisionado esas cifras, la solución del Gobierno podría ser la más aceptable.

Y, por una vía no explícita, se estaría dando cauce a la deuda, en este caso privada, a través de quitas. Una solución que sigue en el aire en el caso de la deuda pública.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/04/las_nueve_autopistas_en_quiebra_deben_3.700_millones_52849.php