La Generalitat reduce un 18% los ingresos de los hospitales concertados desde 2010

Las patronales del sector sanitario concertado de Catalunya saben que están al límite. Desde 2010, han visto como el CatSalut, ente que gestiona el sistema sanitario catalán, ha reducido sus aportaciones a estos centros en 17,8% desde 2010. Así lo muestra el documento Evolución de los recursos económicos del departamento de Salut el impacto en el sector concertado, elaborado por la Unió y el Consorci de Salut i Social de Catalunya.

El informe indica que en el ejercicio 2013 culminó la etapa de recortes con una caída de las tarifas públicas del 9,5% y un descenso de la compra de actividad del 8,9% para los 55 centros que conforman la red de concertados, que reciben alrededor de 3.000 millones de euros al año. La situación para estos hospitales se agrava si se tiene en cuenta que el capítulo de gastos no ha hecho más que aumentar en estos años. En total, estas compañías pagan un 10,4% más que hace tres años.

Esfuerzos

El documento repasa los esfuerzos que ha realizado el sector para mantenerse vivo durante estos ejercicios de recorte. Hay que tener en cuenta que casi el 90% de su facturación proviene de las arcas públicas. Las patronales señalan dos aspectos que han sido básicos para mantener unos estándares de calidad similares durante todo este tiempo pese a contar con menos recursos. Por un lado, se han asumido más costes financieros. Los hospitales se han endeudado para conseguir superar el bache.

Por otro, las plantillas han sacrificado sueldo y han trabajado más. La Unió y el Consorci señalan que los facultativos han perdido el 11,2% de su sueldo; las enfermeras el 11,6%; los auxiliares el 12,% mientras que el personal administrativo el 12,4%. Las patronales asumen que se ha sufrido un “fuerte impacto retributivo”. En líneas generales, calculan que el empleo ha caído el 4,4% mientras que el aumento de la jornada ha sido del 3%.

Marco 2014

Los concertados esperan que este 2014 se desarrolle dentro de un marco de confianza y estabilidad. Creen que se ha logrado “un compromiso político e institucional de estabilidad en la disponibilidad de recursos, reconociendo la magnitud del esfuerzo realizado hasta el momento”. También espera que los acuerdos laborales negociados en 2013 faciliten el camino.

Precisamente, los centros concertados están a la espera de reunirse con el CatSalut para conocer su asignación presupuestario para este ejercicio. Aunque desde el departamento que dirige Boi Ruiz aún no se ha hecho ningún comunicado oficial, fuentes de la conselleria indican que lo más probable es que se deba realizar un nuevo ajuste. Su situación es muy precaria. Prueba de ello es que, cuando la Generalitat retrasó los pagos mensuales el año pasado, se temió por la viabilidad de muchos centros. Un nuevo tijeretazo pondrá a prueba sus capacidad de resistencia.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/04/la_generalitat_reduce_un_18_los_ingresos_de_los_hospitales_concertados_desde_2010_52811.php