La Agencia Tributaria pincha en la lucha antifraude

La Agencia Tributaria sufrió un traspié en 2013 en su lucha contra el fraude y la economía sumergida. Y casi se rompe los dientes contra el asfalto. La entidad, que sufre una sangría de trabajadores e inspectores por la limitación de sustituir bajas jubilaciones, ha recaudado 10.479 millones de euros en sus planes antifraude durante 2013, 1.036 millones menos que el año anterior.

Para atenuar la caída, Hacienda contabilizó este año como “lucha contra el fraude” la recaudación de 471 millones de euros procedentes de rectificaciones en las declaraciones de impuestos y sociedades, un concepto que nunca fue contabilizado en este apartado. Con el nuevo cálculo, la agencia sólo cuenta una merma de 565 millones en lucha contra el fraude el año pasado.

Menos inspectores

La entidad ha reconocido que ha sufrido una merma de inspectores y trabajadores desde que el Gobierno sólo autoriza la sustitución del 10% de las bajas del personal. Con 26.500 trabajadores, la Agencia Tributaria ha perdido el 7% de su fuerza laboral desde la puesta en marcha de las restricciones de contratación, según ha reconocido el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez.

La menor cantidad de sentencias del Tribunal Supremo también ha jugado en contra de los resultados de Hacienda de este año, por lo que la Agencia justifica que la menor recaudación tiene sus causas en condicionantes externos. Los tribunales dictaron en 2013 sentencias a favor de la Agencia Tributaria por 463 millones de euros, 1.000 millones menos que en 2012 cuando había ordenado a las empresas y particulares devolver a Hacienda un total de 1.412 millones de euros.

600 bajas al año

Los sindicatos de la Agencia Tributaria ven una relación directa entre la menor recaudación y los recortes que sufren los inspectores. El organismo registra 600 bajas de trabajadores cada año, pero sólo 60 plazas son cubiertas.

“Las dietas se han reducido y apenas pagan 0,19 euros por kilómetro a los agentes que se trasladan en su coche particular para hacer una inspección, ya que la Agencia no dispone de coches propios. Hay cada vez más inspectores que no se manchan los zapatos”, explica Eladio Barrado, portavoz del sindicato. “Las empresas que defraudan, las naves mantienen a decenas de trabajadores sin contrato y los barcos que llegan a España cargados de mercancía de contrabando se atacan con inspecciones a pie de calle, no desde los despachos”, añade.

Controles informáticos

Pero la Agencia Tributaria asegura que puede ser más eficiente con menos recursos y prueba de ello es que, según explica, han aumentado las inspecciones. Buena parte del control se ejecuta con herramientas informáticas, aunque también han aumentado las visitas para aflorar alquileres opacos: un total de 6.658 el año pasado, según sus responsables.

Los sindicatos de Hacienda calculan que la evasión fiscal supone en España unos 80.000 millones de euros, el 9% del Producto Interior Bruto Español. Para mejorar la detección del fraude, el ministro Montoro tiene previsto presentar nuevas acciones entre las que incluye el registro de ordenadores en empresas y particulares para detectar contabilidad B.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/03/la_agencia_tributaria_pincha_en_la_lucha_antifraude_52513.php