Junqueras prefiere ya arrasar en las municipales que celebrar la consulta

Sí, sí. Esquerra Republicana no tiene otro proyecto que la celebración de una consulta soberanista. Y su presidente, Oriol Junqueras, bien dotado de una oratoria que rehuye posibles contradicciones, rebota cualquier cuestión incómoda. Todo por la consulta, todo por conseguir que los catalanes y catalanas “puedan votar”. Pero el referéndum fijado para el 9 de noviembre tiene muy pocas posibilidades de celebrarse. Junqueras lo sabe. También el President Artur Mas, aunque algunos dirigentes de CiU, el propio Mas y el conseller de Presidència, Francesc Homs, lo fían todo a la presión de la Unión Europea para que, al final, el Gobierno español acceda a la convocatoria de esa consulta.

Y Junqueras, por tanto, ha iniciado una ofensiva que representa el plan real de los republicanos: ser en el próximo año la fuerza política hegemónica en Catalunya, ante el pasmo de la dirección de CiU.

¿Cómo? El objetivo es arrasar en las elecciones municipales de mayo de 2015. Pero antes hay otro gran reto: ganar por primera vez en unas elecciones en Catalunya, en las europeas del próximo 25 de mayo.

El caso de Ernest Maragall

Para ello, el acercamiento al mundo socialista es una evidencia. Junqueras ha conseguido unir el apellido Maragall a Esquerra, como explicó en exclusiva Economía Digital el pasado jueves. Y Ernest Maragall, que lo ha sido todo en el Ayuntamiento de Barcelona, como el capitán en la cocina del consistorio, y, posteriormente, conseller de Educació con el tripartito, será el número dos de ERC en las elecciones europeas.

Para muchos socialistas, compartan o no esa decisión, el paso del ‘tete’, como siempre le ha llamado el President Pasqual Maragall, es significativo. Para algunos dirigentes consultados “es lamentable”, pero para otros “es ilusionante, porque se puede crear algo nuevo”.

Montserrat Tura, ¿alcaldable por Barcelona?

Junqueras quiere “ese algo nuevo”, aunque para ello busque en todas direcciones. Es evidente que el partido que creó Ernest Maragall, Nueva Esquerra Catalana (NEC), no servirá de ‘pal de paller’ del independentismo de izquierda. Lo será Esquerra. Y Junqueras busca ahora conseguir el apoyo de otros socialistas, que están ahora en la corriente crítica Avancem, o ex consellers. Una de las que aparecen es Montserrat Tura.

Para ella, Junqueras prepara una interesante operación con el objeto de entrar de lleno en el espacio socialista y el que más duele en el PSC: el ayuntamiento de Barcelona. La dirección de Esquerra está valorando que Tura encabece las listas de ERC por Barcelona.

El caso Comín, de Europa a Barcelona

Aunque tiene otra opción, que el alcaldable sea un candidato de Esquerra y que el ex diputado del PSC en el Parlament, Antoni Comín, sea el número dos.

Comín juega a varias bandas. Sigue negociando ir de número tres o cuatro en las europeas, con Esquerra, ofreciendo la colaboración de un minúsculo grupo llamado Agrupació Socialista –ex miembros de Ciutadans pel Canvi, que suman unos 25 miembros– y apoya la candidatura del socialista Jordi Martí en las primarias del PSC por Barcelona.

Comín sigue siendo, sin embargo, militante del PSC. Si no hay acuerdo en las europeas, Esquerra podría pensar en él en las municipales en Barcelona como número dos.

Pactos de ERC en el territorio

De forma paralela, Esquerra valora a sus mejores candidatos en las distintas ciudades y pueblos donde cree que puede ganar con comodidad. Y en otras buscaría coaliciones electorales con Convergència. El objetivo es obtener una nutrida representación territorial, una base de poder real, desde la cual pueda acceder a la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas, que serían, en palabras del President Mas, unas elecciones plebiscitarias.

En el acto de este martes en el Col·legi de Periodistes, Ernest Maragall aseguró que la única “opción inteligente” en estos momentos en la política catalana es el independentismo. Y que la colaboración de su partido, el NEC, con Esquerra persigue fortalecer un proyecto de izquierdas. Para Junqueras se trata de un aval enorme, esté más o menos desacreditada la figura de Maragall.

El PSC, oficialmente blindado

El PSC ha reaccionado con un entusiasmo oficial. Aparentemente todo esto clarifica las cosas, según su primer secretario, Pere Navarro. Pero el PSC muestra algunos signos de debilidad. En el gobierno que presidió José Montilla, Ernest Maragall impulsó, como conseller, la Ley de Educación. El PSC no la quería. Uno de los socios, ICV, votó en contra. Pero primó la disciplina y Montilla aceptó el envite de Ernest Maragall, como recuerdan fuentes socialistas. Ahora, aquel conseller ha pagado al PSC con otra moneda.

En cualquier caso, Esquerra lo tiene claro. Agitación habrá, en colaboración con la Assemblea Nacional Catalana. Movilizaciones en la próxima Diada Nacional del 11 de septiembre también.

Y proclamas para que se celebre la consulta el 9 de noviembre, por supuesto. Pero la mirada está ya en otro lado: en las municipales de mayor de 2015. Esquerra quiere ser la Esquerra hegemónica que fue en los años treinta.

¿Se acuerdan?

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/03/junqueras_prefiere_ya_arrasar_en_las_municipales_que_celebrar_la_consulta_51594.php