Fallece Mortier, el ‘dialéctico’ de la Ópera

Los directores de Ópera suelen tener una personalidad acusada, que la utilizan o para buscar y buscar la perfección, o también para arriesgados ejercicios de renovación. Gerard Mortier (Gante, 1943-Bruselas, 2014) reunía las dos características, aunque se destacó por su innovación, y por la aceptación de la confrontación.

El director de ópera y ex director artístico del Teatro Real, Gérard Mortier, ha fallecido a los 70 años de edad en Bruselas debido al cáncer de páncreas que padecía. Mortier deja un legado enorme. No acostumbraba a dejar indiferente a nadie.
Su nombre, asociado a la polémica, ha sido fundamental en los últimos años en el mundo de la Ópera. Mortier no rehuía a esa polémica, y aseguraba que, en realidad, las reacciones que provocaba se debían entender como una dialéctica continua.

Por ello, si el público reaccionaba con un pataleo o con silbidos, se debía entender como un buen punto de partida. Y eso acababa de suceder con el estreno del Alceste, de Gluck, en el Teatro Real de Madrid, la pasada semana, que fue uno de los últimos espectáculos que había programado.

Formación jesuítica

El pasado 21 de febrero, Mortier ya no acudió a la presentación de Alceste. La noticia de que se encontraba en Rusia tratándose del cáncer de páncreas que padecía, por el que se precipitó su salida, sustituido con Joan Matabosch, había disparado todas las alarmas.

Mortier destacó por una visión filosófica y social de la ópera. Y nunca rechazó las críticas o la confrontación: “No veo la polémica como algo malo. Fui educado por los jesuitas, que son muy dialécticos: tú tienes una opinión, yo tengo otra y empezamos a discutir para llegar a un punto común. Pero pienso que la polémica debe estar en los asuntos correctos. Por ejemplo la polémica sobre si programo o no a Puccini no es muy interesante. Por otra parte, tienes que proteger a la ópera de los grandes amantes de la ópera”, expresó al diario El Mundo en 2008, poco antes de ser elegido director artístico del Teatro Real.

Un renovador, y un amante de la polémica, en definitiva.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/03/fallece_mortier_el_dialectico_de_la_opera_51754.php