Evernote, en busca de nuevos mercados

“Queremos atraer a nuevos usuarios activos y, para ello, estamos pensando en nuevos mercados”. Así resume la responsable de marketing internacional de Evernote, Linda F. Kozlowski, el objetivo de la compañía para este año.

Esta app, que funciona como un segundo cerebro, así como una agenda on line, ya cuenta con 80 millones usuarios en todo el mundo, de los cuales dos millones son españoles. Y espera que el número siga in crescendo, aunque prefiere no marcarse una cifra como nuevo reto. Además, cuenta con un equipo de 350 trabajadores, y 10 delegaciones en diversos países. De momento, no tiene en mente abrir más oficinas. “Somos muy prudentes aunque el negocio marcha muy bien”, subraya Kzlowski.

Desde que se creara en 2008, esta herramienta que funciona como una secretaria virtual ha experimentado un gran auge. ¿El secreto? Es gratis, aunque tiene un servicio premium, y el boca-oreja entre los usuarios ha hecho el resto.

Tres cuartas partes de los usuarios no viven en EEUU

En tan sólo seis años y a pesar de nacer en plena crisis, Evernote ya cuenta con 20 millones de usuarios en Estados Unidos, donde tiene su sede, pero ahora hasta el 75% de sus seguidores proceden de otros países.

En Europa, Evernote también tiene una gran relevancia. Destaca Reino Unido, donde ya cuenta con tres millones de clientes, frente a los dos de España y Alemania. Así, en el top de las ciudades en las que tiene una mayor presencia esta aplicación, están, además de EEUU, China, Japón, Brasil o Reino Unido.

Un servicio ‘business’ con 10.000 firmas suscritas

Este servicio es, además, multiplataforma. “No somos una herramienta específica de un operador, somos compatibles con todos los dispositivos e intentamos que el uso sea lo más fácil posible”, destaca Kozlowski.

Parte de su éxito viene de la mano de los tres servicios diferenciados que ofrece. El usuario puede escoger entre una versión free, otra premium –por cinco dólares al mes– y otra enfocada al business –por 10 dólares mensuales–. Actualmente, ya se han sumado a esta última versión 10.000 compañías de todo el mundo.

“La gente puede tener dos cuentas, una personal y otra corporativa que permite compartir datos de forma muy sencilla entre compañeros del trabajo y siempre la información puede ser privada o pública según la elección del usuario”, detalla esta directiva de la compañía.

Con la seguridad no se juega

Asimismo, Evernote funciona tanto con acceso a Internet como sin ningún tipo de conexión, poniendo mucho énfasis en ofrecer la máxima seguridad. Al trabajar con datos, el usuario demanda un nivel de protección máximo. “La seguridad es muy importante. El usuario tiene que ser ante todo el propietario de la información y que todo sea privado. A nosotros no nos importan los datos de los usuarios”, explica Kozlowski. Y es que, cada vez más, la privacidad es un requisito indispensable.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/04/evernote_en_busca_de_nuevos_mercados_52808.php