Tu imagen es tu marca personal. Tres claves para crearla y potenciarla

Rebeca Ávila, directora de Comunicación y Relaciones públicas en Accor, explica a La Buena Vida la importancia de crear y potenciar la imagen profesional para disponer de una marca personal de éxito.

El concepto de personal branding gira en torno a cómo aprender a potenciar nuestra carrera profesional, afirma. Un concepto según el cual nuestra profesión es nuestra empresa, nuestro trabajo nuestro producto y todo lo que hacemos es nuestra marca personal.

“La imagen juega un papel relevante dentro de la marca personal”. En el caso en concreto de la imagen de una persona, lo primero que nos distingue de los demás es nuestro nombre y, aún más importante, nuestra imagen.

Esto nos lleva, según apunta Rebeca, al concepto de imagen entendida en su globalidad.  “Proyectamos nuestra imagen por medio de muchos canales. A través de nuestro aspecto personal, las personas con las que nos relacionamos, nuestro comportamiento y educación”.

En este plano, destaca uno de los aspectos que más pasan desapercibidos pero que más pueden afectar a crear una correcta marca personal: lo que se dice de nosotros en internet, lo que nosotros mismos decimos en redes sociales y esa larga lista de acciones que desarrollamos en esta línea. Recomienda extremar el cuidado a la hora de usar el móvil o el ordenador para comunicarnos con los demás.

Tres claves para crear y gestionar nuestra marca personal

“Todo comunica nuestra marca y debemos ser conscientes de las técnicas que tenemos a nuestra disposición para empezar a gestionarla”. Para Rebeca Ávila, también autora del blog WorkingOutfits.com., estas claves se dividen se dividen en tres áreas fundamentales: presencia profesional, comportamiento y comunicación y presencia online.

— Presencial profesional: centrada en el aspecto físico, que es nuestra primera carta de presentación. En este apartado es recomendable hacer un auto análisis de cómo es nuestra imagen, si responde realmente a nuestros objetivos profesionales y si hay margen de mejora. En caso de necesidad se puede recurrir a asesorías de imagen profesionales.

— Comportamiento y comunicación. Protocolo, educación, saber hablar bien en público o la capacidad de networking son algunas de las habilidades que pueden ayudarnos a nuestra imagen de marca.

— Presencia online. Un aspecto fundamental hoy en día. Tan importante como tener una buena presencia offline es tenerla también online. No sólo los cazatalentos consultan los buscadores para conocer un poco más el perfil del candidato. Cada vez más todos introducimos datos en Internet para disponer de información de la persona a la que vamos a visitar, con la que vamos a comer… “De ahí que tengamos que prestar atención e invertir tiempo en tener unos buenos perfiles en redes sociales”.

Es importante conocer que la presencia online empieza por la fotografía que colgamos en nuestros perfiles. Se trata de una información que no se puede evitar, ya que la falta de fotografía nunca da buena impresión.

El objetivo final de una red social como LinkedIn, por ejemplo, es lograr que el profesional que entra y estudia nuestro perfil pase a la acción: nos ofrezca proyectos, colaboraciones o quiera entrevistarnos, explica Rebeca Ávila. Por este motivo, todos preferimos entrar en contacto y hacer negocios con profesionales que sean honestos y transparentes.

Por lo general, a la mayoría de las personas, no sólo a los miembros de los departamentos de Recursos Humanos, nos gusta ponerle cara y ojos a la persona con la que vamos a tratar. También con aquellos que son capaces de mostrar parte del ser humano que son, y no sólo su faceta profesional. Y la fotografía es importante porque “humaniza el perfil”.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/la_buena_vida/tendencias/imagen-personal-claves-crearla-potenciarla_0_2422557749.html