Tareas pendientes para los autónomos en 2015

Concluido el 2014 los autónomos no podemos decir que este haya sido un buen año para nuestro colectivo. Si bien el número de afiliaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se ha visto incrementado considerablemente (más de 85.000 afiliados más entre enero y noviembre), hay muchos asuntos que aún quedan pendientes para 2015.

Y es que, a pesar de que en las últimas décadas los trabajadores por cuenta propia hemos conseguido importantes mejoras, gracias, en gran medida al trabajo desarrollado por asociaciones como OPA, los autónomos seguimos teniendo como principales caballos de batalla la falta de financiación, la morosidad pública, la economía sumergida, la competencia desleal y unas elevadas cargas tributarias.

Estos problemas hacen que cada vez dispongamos de menor capacidad de maniobra para solventar las dificultades y nos impiden que dispongamos de liquidez para afrontar con garantías la actual coyuntura económica.

Lamentablemente, no corren buenos tiempos para la lírica. No hay mes que pase que no sea convulso para nuestros intereses. Desde distintos sectores de la sociedad intentan hacernos ver como la economía española está atravesando por un periodo de mejoría. Pero los autónomos aún no apreciamos esos aires de cambio: las ventas del comercio al por menor continúan sin levantar el vuelo; el consumo sigue estancado y tenemos que hacer frente a numerosos problemas que complican sobremanera nuestra labor.

En 2015 entra en vigor la reforma fiscal, cuya importancia resulta capital para los autónomos y emprendedores. Si bien el texto incluye medidas positivas, la reforma podría haber sido más ambiciosa, extendiendo su repercusión a los autónomos con menos recursos, bien porque están comenzando su actividad o bien porque atraviesan momentos de dificultad para continuar.

Uno de los aspectos positivos de la reforma fiscal es que acerca la figura del autónomo a la del trabajador por cuenta ajena, equiparando algunos derechos y obligaciones. Aunque, bien es cierto que aún queda un largo camino por recorrer en este sentido. Desde OPA también esperamos que en 2015, y de una vez por todas, se ponga en marcha el Consejo del Trabajo Autónomo, órgano creado el 7 de diciembre de 2010 mediante un real decreto y cuya composición fue resuelta en 2011, formando parte OPA como una de las organizaciones más representativas.

Y es que este Consejo, que ya fue anunciado en el Estatuto del Trabajo Autónomo en vigor desde 2007, debería encontrarse ya operativo al tener una importancia trascendental para los profesionales por cuenta propia, puesto que posibilitará una comunicación directa y periódica con las administraciones para que todos los asuntos relacionados con el colectivo cuenten con la opinión y las propuestas de los autónomos. Pero 2015 también viene marcado por la celebración de elecciones en el territorio español. Por todo ello, confiamos en que los partidos políticos que resulten elegidos en los comicios lleven a cabo políticas económicas y sociales que favorezcan a los ciudadanos en general y a los autónomos en particular. Dichas políticas deben incluir, desde nuestro punto de vista, medidas que permitan una simplificación de los trámites burocráticos para lograr una mayor agilización a la hora de crear nuevas empresas.

También es importante que se apoye con microcréditos a empresas, emprendedores y autónomos de nueva creación, se mejore el IVA con devengo de caja y se contemple la ampliación del IVA reducido en determinadas actividades. Asimismo, es necesario perseguir de forma tajante la economía sumergida, así como mejorar la protección social de los autónomos y reforzar las medidas tendentes a disminuir la morosidad media de las Administraciones, particularmente autonómicas y locales, a través de fórmulas efectivas de acceso a la financiación y compensación de pagos con las haciendas públicas deudoras

Esperamos también que aumenten las ayudas y subvenciones para la promoción del empleo autónomo, dirigido en especial al autoempleo femenino, y se lleven a cabo políticas activas de apoyo y planes de reconversión para sectores duramente castigados por la crisis como el transporte, el comercio, la agricultura, la ganadería, etc.

Deseamos un año más próspero y fructífero para nuestro colectivo. Mientras tanto, seguiremos trabajando tal y como lo hemos hecho hasta ahora. Con profesionalidad, humildad, respecto y sin desfallecer.

Camilo Abiétar Rubio es presidente de la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA).

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/41ac664c/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Ceconomia0C14190A189340I9888260Bhtml/story01.htm