Susana Díaz lloró en Ferraz tras la derrota

La presidenta de la Junta fue la primera en llegar a Ferraz, y casi la primera en irse. Llegó a las ocho de la tarde y seguró ante los medios que tenía “buenas sensaciones”. Un grupo de militantes la increparon, llamándola “traidora”. A continuación, fue Patxi López el que llegó a la sede del PSOE, con gritos de “Aúpa Patxi”. El vasco y la andaluza se fundieron en un abrazo en la puerta de acceso.

Apenas unos minutos después Pedro Sánchez, fue el que hizo acto de presencia. El ex secretario general, a diferencia de sus dos compañeros que accedieron al edificio a pié, optó por entrar en coche por el garaje. No obstante, tres de sus principales apoyos, como son las diputadas Susana Sumelzo, Margarita Robles y Zaida Canterra, llegaron a pie.

Los tres, con sus diferentes equipos, se acomodaron en los diferentes despachos habilitados por la gestora para cada uno de ellos en la tercera planta de Ferraz.

A las 9 menos veinte, antes de que Ferraz diera datos oficiales sobre el escrutinio, representantes de la candidatura de Pedro Sánchez aseguraron que, por la información que les llegaba a ellos, el madrileño iba “por delante” en las votaciones.

De hecho, los afines al ex secretario general adelantaron victorias del madrileño en Barcelona, La Rioja, Murcia, Cádiz, Ciudad Real y en la sede sevillana de Dos Hermanas. Los primeros datos oficiales aportados por la gestora confirmaron esas victorias y una ventaja importante de Sánchez.

Pasadas las nueve y media, y con el avance del escrutinio, Susana Díaz asumió su derrota y decidió dar la enhorabuena a Pedro Sánchez. Ocurrió cuando ya se habían recontado el 80 por ciento de los votos.

Díaz se negó a una comparecencia conjunta…

Una vez confirmada la victoria de Pedro Sánchez, las diferentes candidaturas empezaron a negociar cómo se iba a producir el anuncio y una comparecencia pública  ante los militantes de de los tres candidatos, previa al discurso del ganador. Así se hizo, de hecho, hace tres años, cuando Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias arroparon al madrileño en su victoria.

Susana Díaz, sin embargo, se negó en rotundo a repetir la escenografía de 2014, pese a la petición de los representantes de las otras dos candidaturas. Así las cosas, se decidió una comparecencia individual de cada uno.

No obstante, cerca de las diez y media de la noche, y gracias a la insistencia de los representantes de Sánchez y López, la presidenta de la Junta aceptó a fotografiarse con el ex lehendakari y el ganador de las primarias. Con la condición, eso sí, de que cada uno hiciera unas declaraciones por separado.

… y no pudo evitar las lágrimas

En esos momentos de máxima tensión, y una vez confirmada su derrota, Susana Díaz no puedo evitar el llanto.

La presidenta de la Junta, explican miembros del PSOE presentes en la tercera planta en la que se encontraban las tres candidaturas, se fundió en un abrazo con varios de sus colaboradores y, en ese momento, hubo “lágrimas”.

Ese mal rato, de hecho, se reflejó después en el propio rostro de Díaz en el posado junto a Pedro  Sánchez y Patxi López. Mientras sus dos rivales se mostraban relajados y con una sonrisa, la andaluza fue incapaz de cambiar el gesto serio con el que entró a la sala de prensa de Ferraz.

La “espantada” de Eduardo Madina

Antes de esa instantánea, Susana Díaz ya había comparecido ante los medios para valorar el resultado de las elecciones primarias y para ponerse “a disposición del partido”, aunque eludió mencionar a Pedro Sánchez.

En su intervención ante los periodistas, la presidenta de la Junta estuvo acompañada por una gran parte de los miembros de su candidatura. Entre ellos, destacaba la presencia de Elena Valenciano, Antonio Miguel Carmona, Antonio Pradas y Nino Torre.

No obstante, hubo una ausencia significativa: la de Eduardo Madina. El diputado vasco, que llegó a Ferraz afirmando que “esperemos que no gane Pedro Sánchez, nos va a ir mejor a todos si gana Susana Díaz”, pegó la “espantada” después de conocerse los resultados y no acompañó a la andaluza en su declaración ante los medios.

“Susana no dimite”

Pese al varapalo sufrido, y pese a haber obtenido menos votos que avales, Susana Díaz no tiene previsto tomar una decisión drástica a corto plazo.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE muy próximos a la presidenta de la Junta, que añaden que los buenos resultados cosechados en Andalucía, donde ha logrado el 70% de los votos en las primarias, es su mejor aval para continuar al frente del partido en la región.

En ese sentido, añaden que Díaz ahora se centrará en Andalucía, la principal federación del partido, y que seguirá defendiendo “trabajar de forma autónoma”.

Los militantes cantaron “Pedro presidente”

Antes de que Mario Jiménez, portavoz de la gestora, confirmara la victoria de Sánchez, los militantes que se empezaban a agolpar en la puerta de Ferraz, y que estaban informados de los resultados provisionales a través de sus teléfonos móviles, empezaron a vitorear al madrileño.

Gritos como “Pedro presidente”, “No es no”, y cánticos del himno del PSOE y de la Internacional Socialista sonaron con fuerza en lo que restó de noche, tanto en la calle como en el Salón de Actos donde ofreció Pedro Sánchez su discurso.

Muchos de los allí presentes empezaron a pedir que Pedro Sánchez saliera a celebrar su victoria con ellos. Finalmente, y tras dar su discurso dentro de la sede, el madrileño se dirigió a los militantes que estaban en la calle hablándoles, micrófono en mano, desde un balcón de la primera planta.

El vencedor de las primarias tuvo palabras de reconocimiento para sus rivales, Susana Díaz y Patxi López. Un gesto que fue aplaudido por los afiliados que estaban en los aledaños de la sede.

Antes, en el Salón de Actos, ese mismo comentario de Sánchez provocó abucheos dirigidos a la presidenta de la Junta, que fueron respondidos con gestos de negación por parte del equipo del madrileño.

Baño de multitudes para Begoña Gómez

Pedro Sánchez, tanto en su discurso en el Salón de Actos de Ferraz, como en sus palabras desde el balcón, se acordó de todos los miembros de su candidatura. Todos ellos, de hecho, le acompañaron en su discurso ante la militancia.

También estuvo presente su mujer, Begoña Gómez, que fue recibida con aplausos y vítores por parte de los afiliados que entraron en la sede.

Gómez respondió a ese cariño saludando durante varios minutos a los militantes socialistas, para finalmente subirse al escenario preparado por Ferraz y situarse al lado de Zaida Cantera y recibir, desde allí, a Pedro Sánchez.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Susana-Diaz-lloro-Ferraz-derrota_0_2933706602.html