Susana Díaz cambia: no quiere aparecer como “la candidata del Ibex”

El miércoles, Díaz participará, por segunda vez desde que es presidenta de Andalucía, en el espacio de debate Barcelona Tribuna, un foro patrocinado por Telefónica, Deloitte y Gas Natural, y con el respaldo de la Asociación Española de Directivos (AED) y la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País (Sebap).

Pero en esta ocasión acudirá también como candidata a la secretaría general del PSOE y en plena campaña de las primarias.

Marcar distancias con los grandes empresarios

Según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes próximas a la líder andaluza, Susana Díaz ha dado instrucciones a su equipo de campaña para que este evento, además del resto de actos empresariales durante la carrera hacia la secretaría general, marquen distancias con los primeras figuras de las principales compañías del país.

Así las cosas, su participación en el acto de Barcelona tendrá, deliberadamente, un perfil bajo. Díaz busca una demostración de fuerza, pero calculada al milímetro para evitar excesivas fotografías rodeada del poder económico, imágenes que puedan ponerle en contra a parte de la militancia socialista y que puedan ser utilizadas por sus adversarios.

Tiene ya pensado un argumento de defensa, ante las posibles críticas que puedan surgir por su participación en este evento: que Pedro Sánchez también acudió a este foro en julio de 2015.

Evitar la etiqueta de candidata del poder

“Susana Díaz es la favorita de los ejecutivos del Ibex”. Es una de las afirmaciones que repite con insistencia su principal adversario, Pedro Sánchez, empeñado en describirla como la candidata del aparato y de “la élite”, frente a él, que se presenta como el candidato de la militancia.

La presidenta de la Junta cuenta, en efecto, con el respaldo de gran parte del poder económico porque se lo ha ido ganando poco a poco. Primero, con el apoyo expreso de José Luis Rodríguez Zapatero. El ex presidente del Gobierno hizo de anfitrión en algunos casos y le concertaba encuentros con altos directivos de las grandes empresas. Unas relaciones de las que ahora pretende alejarse, porque piensa que pueden perjudicarle.

Buscó el apoyo del IBEX para su lanzamiento

La propia Díaz ha ido tejiendo una tupida red de contactos con empresarios y banqueros, a los que en general ha causado una buena impresión. “Es que Susana Díaz es una gran política. A cada persona le dice lo que quiere oír. Al gran empresario o al pequeño tendero”, asegura un directivo madrileño.

Están todos los grandes. César Alierta, de Telefónica, e Isidro Fainé, de La Caixa, se han visto en privado con ella. La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, eligió a la política andaluza para su primera foto oficial tras relevar a su padre al frente del banco. También se ha dejado fotografiar con Francisco González, presidente de BBVA.

No obstante, en este momento, no todo son buenas palabras para la líder andaluza en los ámbitos empresariales. “No creas que ahora es tan fácil reunirse con ella. Se cita solo con quien va a Andalucía a invertir y a dejar dinero. Entonces, ella se hace la foto. Pero, si no vas para negociar, no es tan fácil que te reciba. Después de todo lo que le hemos ayudado…”, comentan desde una empresa del Ibex cuyo primer ejecutivo se ha visto varias veces con la presidenta de la Junta.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/Susana-Diaz-aparecer-candidata-Ibex_0_2915108471.html