Revés electoral de los socialistas franceses en las elecciones municipales

Los sondeos a pie de urna en la segunda vuelta de las elecciones municipales francesas de hoy apuntan a un duro golpe para el gobernante Partido Socialista (PS) y una clara victoria para los conservadores de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), en un contexto de fuerte abstención.

“Los resultados son malos para la izquierda. Tomamos nota”, declaró en la emisora “TF1” la portavoz del Gobierno, Najat Vallaud Belkacem, al cierre de los colegios electorales en la primera cita electoral desde que el socialista François Hollande fue elegido presidente en mayo de 2012.

El centroderecha habría conseguido el 49 % de los votos, la izquierda el 42 % y la extrema derecha el 9 % en las localidades de más de 3.500 habitantes, según una estimación del instituto BVA publicada por el periódico “Le Parisien” al cierre de los colegios.

Esos resultados otorgarían a la derecha 100 nuevas ciudades, aunque la izquierda resiste mejor de lo esperado en los municipios de más de 100.000 habitantes, donde lograría un 46 % de los votos, frente al 49 % del centroderecha.

Los conservadores habrían ganado en ciudades como Angers o Quimper (oeste del país), Saint-Etienne (este), Angers y Pau (sur) y Reims (norte).

A falta de que se conozca el resultado en París, donde es favorita la candidata socialista, Anne Hidalgo, y en Marsella, donde lo son los conservadores, el PS habría conseguido renovar en Lille (norte) y conquistar Avignon (sur).

Por su parte, el ultraderechista Frente Nacional (FN), que hasta ahora no controlaba ningún municipio, logró, según su presidenta, Marine Le Pen, al menos, seis alcaldías, entre ellas las sureñas Béziers y Fréjus, que se suman a la de su feudo en la cuenca minera de Hénin-Beaumont, consolidada ya en la primera vuelta.

A falta de resultados oficiales, las estimaciones confirman al cierre de las urnas la alta abstención registrada a las 10.00 y a las 15.00 GMT, de en torno al 38 %. El revés electoral para el partido gobernante podría llevar a Hollande a anunciar un cambio de gabinete mañana, según dijo a la emisora RTL el ministro delegado de Economía Social y Solidaria, Benoît Hamon.

La portavoz del Gobierno no confirmó esa información, aunque habló de la “dimensión nacional” de la derrota socialista. “Entendemos el mensaje que han enviado los electores”, agregó Vallaud Belkacem en el mismo plató de televisión en el que el presidente de la UMP, Jean-François Copé, declaró que su formación es “el primer partido de Francia de muy, muy lejos” y pidió un cambio de política inmediato al Ejecutivo en materia fiscal, judicial y económica.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/38c978c0/sc/11/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C30A0Ceconomia0C139620A63920I8970A290Bhtml/story01.htm