Retoques de última hora en la reforma para renta e IVA

La reforma fiscal se aprobó ayer en el Senado con las enmiendas que ya fueron aceptadas la semana pasada en la Comisión de Hacienda de la Cámara alta. Sin embargo, a última hora, Convergència i Unió (CiU) logró incluir varias enmiendas transaccionales. Por un lado, se fijó una deducción del 10% en el IRPF para los contribuyentes que realicen “donaciones a fundaciones que rindan cuentas al órgano del protectorado correspondiente, así como a las asociaciones declaradas de utilidad pública y no comprendidas en el párrafo anterior”.

El partido nacionalista también pactó con el Grupo Popular una rebaja del tipo de IVA que se aplica a flores y plantas ornamentales. Pasará del gravamen general del 21% al reducido del 10%. El IVA de este tipo de productos aumentó en 2012, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy subió el principal impuesto indirecto.

Por otro lado, la reforma contemplaba una exención del 85% en el impuesto sobre la electricidad para las empresas cuya actividad requiere un uso intensivo de energía. El beneficio se limita a compañías cuyas compras o consumo de electricidad representan al menos el 6% del valor de producción. El PP incluyó ayer una enmienda para rebajar ese porcentaje al 5%.

Con estas novedades, el Senado dio el visto bueno a la reforma fiscal que ahora pasará al Congreso para su aprobación definitiva. Durante el trámite en la Cámara Alta, el texto normativo ha sufrido cambios notables. Por ejemplo, el Gobierno reformuló su idea inicial de eliminar los coeficientes de abatimiento que permiten reducir la plusvalía en el caso de ventas de vivienda adquiridas antes de 1994. Finalmente, este beneficio fiscal se mantendrá aunque se fija un límite global de 400.000 euros por transmisiones realizadas a partir del próximo año. En cambio, el Ejecutivo no ha dado marcha atrás en otros aspecto que afecta el mercado inmobiliario y que supone la supresión en 2015 de los coeficientes de actualización que corrigen por el efecto de la inflación las plusvalías derivadas de la venta de una casa.

Además, el trámite en el Senado también sirvió para que la Comisión de Hacienda intensificara la rebaja en las retenciones de los autónomos. Estaba previsto que pasara del 21% al 20% el próximo año y se fijara en el 19% en 2016. Finalmente, la reducción será del 19% y del 18% para los dos próximos ejercicios.

Cambios en Sociedades

En el impuesto sobre sociedades, el principal cambio incluido en el Senado es la aprobación de una nueva deducción fiscal para las empresas que actualizaron balances en el pasado. Se trata de evitar que la rebaja de los tipos impositivos reduzca el ahorro previsto por las amortizaciones fiscales pendientes de compensar.

El Gobierno defiende que la reforma fiscal supondrá un ahorro de 9.000 millones de euros. Siempre según los cálculos de Hacienda, ello elevará el poder adquisitivo e impulsará en un 0,55% el PIB. El mayor ahorro fiscal se registrará en el impuesto sobre la renta y, en menor medida, en Sociedades.

 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/4077e4c7/sc/29/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C140Ceconomia0C14159476760I8780A340Bhtml/story01.htm