Reforma fiscal: Madrid dice que se pueden hacer propuestas “mucho mejores”

Incluso antes de hacerse público oficialmente los detalles del informe del Comité de Expertos, presidido por Manuel Lagares, han comenzado a conocerse las primeras reacciones, en especial al capítulo que se refiere al impuesto de Sucesiones.  

El consejero madrileño de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, se ha mostrado hoy convencido de que los funcionarios del Ministerio de Hacienda pueden hacer unas propuestas “de rebaja neta de impuestos” “mucho mejores” que las que entregaron ayer al ministro Cristóbal Montoro y que él conoció por la prensa, informa Efe.

“La propuesta de los expertos no nos parece muy valiente”, ha dicho hoy a los periodistas que le han preguntado por las 207 indicaciones para el cambio de todas las figuras impositivas y también de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Concretamente, el consejero madrileño se ha referido a la medida que plantea rescatar el impuesto de sucesiones que, ha dicho, no le gusta “nada” y supone un “retroceso al año 1996”.

 “Hay comunidades que hemos gestionado bien, que hemos gastado poco, que hemos cumplido con la estabilidad presupuestaria y que gracias a eso hemos rebajado los impuestos a los ciudadanos”, ha reflexionado el consejero.

Enrique Ossorio considera que “ahora”, después de ese esfuerzo, “igualar a todas las comunidades como las que lo han hecho mal” es “igualar por debajo”, algo que a su juicio “no puede ser” porque además el País Vasco y Navarra podrían mantener ese impuesto bajo o suprimido.

“Es muy contraproducente en este momento de recuperación económica porque la transmisión de los patrimonios empresariales es muy importante y genera mucha actividad, y con esas medidas que se están conociendo las transmisiones y donaciones se cortarían”, ha augurado el consejero.

En la Comunidad de Madrid, ha ejemplificado Enrique Ossorio, las donaciones pasaron de 4.000 al año a 16.000 desde que se bonificó el impuesto.

Andalucía cree que algún aspecto puede ser “inconstitucional”

El consejero andaluz de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha expresado su rechazo y considera “inconstitucional” una posible eliminación de los tributos propios de las comunidades autónomas, tras lo que ha indicado que desconoce por el momento el contenido de la reforma fiscal que prepara el Gobierno central.

Maldonado reconoce que no tiene conocimiento del contenido de la reforma fiscal “sólo lo que he visto en prensa”, aunque espera que “no se cumpla lo que decía Lampedusa, de que algo cambie para que todo siga igual”.

“Dicen que las familias van a pagar 9.000 millones de euros menos, pero tendremos que conocer qué familias van a pagar menos”, ha aseverado Maldonado.

Sobre la posibilidad de una posible supresión o reducción de los impuestos y tributos propios, el consejero considera “muy mal” esa posibilidad y lo ve “inconstitucional”, toda vez que “la Constitución reconoce la autonomía financiera a comunidades y a las corporaciones locales”.

Considera que esa medida supondría “profundizar en la asimetría entre gastos e ingresos” y sería “un retroceso”.

Los asesores fiscales temen que la reforma de Sucesiones sea retroactiva

Por su parte, la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) ha expresado sus temores de que los cambios en la regulación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones se aplique con carácter retroactivo y se invaliden las transmisiones realizadas con anterioridad a la nueva normativa.

La modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones afectará a todo el territorio nacional excepto las comunidades forales vasca y navarra y su objetivo, según Asefiget, es introducir un tipo mínimo estatal de entre el 10% y el 15%, impidiendo a las comunidades autónomas su modificación. Éstas sólo tendrían capacidad para subirlo en unos porcentajes menores de los que actualmente marcan las tarifas autonómicas.

Asefiget se teme que la nueva regulación se limite a eliminar o disminuir las bonificaciones, deducciones y reducciones tanto a nivel estatal como autonómico, y que se aplique con carácter retroactivo.

Como ejemplo, los asesores fiscales señalan que, con la reforma, en Madrid desaparecería la bonificación del 99% y se tributaría entre un 10% y un 15%. Si además se limitaran las reducciones, como es el caso de las empresas familiares que actualmente tienen el 95% de reducción, “la carga impositiva podría poner en peligro la supervivencia de dichas empresas”, avisa Asefiget.

En su opinión, la nueva regulación sólo beneficiaría a aquellas regiones que hasta ahora no se han beneficiado de estas ventajas fiscales, como Andalucía, Cataluña y Extremadura, y también a los residentes en el extranjero.

 BBVA apuesta por una rebaja de cotizaciones

Por su parte, el presidente del BBVA, Francisco González, ha indicado que le gustaría que la reforma fiscal que plantee el Gobierno fuera en la línea de “bajar cotizaciones” para “crear más puestos de trabajo”.

 

 

 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/382ddd6b/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C140Ceconomia0C13947954510I5585630Bhtml/story01.htm