Raúl Castro augura una lucha difícil para el fin del bloqueo

El presidente de Cuba, Raúl Castro, dejó hoy claro que la isla no renunciará a su modelo socialista con el acercamiento a EEUU, auguró una “lucha larga y difícil” por el fin del bloqueo económico y anunció su asistencia a la próxima Cumbre de las Américas.

Sólo tres días después del anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Castro clausuró el último pleno del año de la Asamblea cubana con un mensaje de agradecimiento al presidente Barack Obama por el cambio de su política hacia Cuba.

“Saludamos el planteamiento del presidente Obama de abrir un nuevo capítulo en la historia de los vínculos entre ambas naciones”, señaló Castro, quien confirmó sus asistencia a la Cumbre de las Américas, que se celebrará en Panamá en abril de 2015, cita a la que la isla no ha asistido nunca.

El presidente norteamericano ya confirmó hace unas semanas su presencia en esa cumbre, que promete ser el escenario de la reconciliación entre Cuba y Estados Unidos, países que en los próximos meses iniciarán diálogos con delegaciones de “alto nivel” para avanzar en la normalización de sus lazos.

Aunque consideró que el acercamiento entre los dos países es “un paso importante”, Castro advirtió de que “queda por resolver lo esencial”, que es el fin del embargo económico de Estados Unidos sobre el país caribeño.

“Espero que el presidente Obama utilice con determinación prerrogativas ejecutivas para modificar sustancialmente el bloqueo en aquellos aspectos que no requieran la aprobación del Congreso”, dijo.

La política de embargo económico a Cuba está vigente desde 1962 y fue elevada a rango de ley en 1996, con la norma conocida como Ley Helms-Burton, por lo que su derogación definitiva exige la ratificación del Congreso.

Como parte del acuerdo anunciado el miércoles, la Casa Blanca ha aprobado medidas que alivian sustancialmente el bloqueo sobre la isla, al relajar las restricciones al envío de divisas, las exportaciones o los viajes a la isla.

El mandatario cubano dijo ser consciente de las “virulentas críticas” que ha tenido que soportar Obama por su acercamiento a Cuba por parte de “fuerzas que se oponen a la normalización de relaciones”.

“Tras décadas de confrontación, harán todo lo posible por sabotear este proceso, sin descartar acciones provocativas. Por nuestra parte, se animará una conducta prudente, moderada y reflexiva, pero firme”, aseguró.

El presidente resaltó que en los encuentros de alto nivel que delegaciones de ambos países mantendrán en los próximos meses, Cuba está dispuesta a discutir sobre todos los temas en “igualdad” y “reciprocidad”, aunque subrayó que eso no significa que la isla vaya a renunciar a su sistema político socialista.

“De la misma forma que nunca nos hemos propuesto que EEUU cambie su sistema político, exigiremos respeto al nuestro”, recalcó.

Castro señaló que es “necesario comprender” que Cuba es un Estado soberano, cuyo pueblo decidió “en libre referendo” refrendar en su Constitución su “rumbo socialista”.

“No debe pretenderse que, para mejorar las relaciones con Estados Unidos, Cuba renuncie a las ideas por las que ha luchado durante mas de un siglo, por las que su pueblo ha derramado mucha sangre y ha corrido muchos riesgos”, advirtió.

En su discurso, en el que defendió el plan de reformas económicas emprendidas en la isla para “actualizar” su modelo socialista, Castro no hizo ninguna mención a la situación de los más de 50 presos políticos que Cuba se ha comprometido a liberar tras el acuerdo con EEUU anunciado el pasado miércoles.

Fruto de ese acuerdo, los tres agentes cubanos del grupo de “Los Cinco”, encarcelados en Estados Unidos en 1998 y condenados en 2011 a largas penas por espionaje, fueron liberados y enviados de vuelta a Cuba, donde son considerados “héroes” de la Revolución.

Los “Cinco Héroes” -René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero, fueron recibidos hoy por los más de 500 diputados presentes en la Asamblea con una fuerte ovación de más de un minuto.

A la reunión plenaria también asistió el “balserito” cubano Elián González, protagonista en 1999 de un sonado caso de emigración ilegal a EEUU, cuando tenía cinco años; convertido en otro de los emblemas de la resistencia contra el “imperio” de Estados Unidos.

Llama la atención el silencio del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, que tres días después del histórico acuerdo entre Cuba y Estados Unidos para retomar sus lazos bilaterales, rotos desde 1961, no se ha pronunciado todavía con ninguno de sus artículos o “reflexiones” que publica, cada vez más esporádicamente, en la prensa oficial de la isla.

APOYO DE LA ASAMBLEA NACIONAL

La Asamblea Nacional de Cuba (Parlamento unicameral) declaró  hoy su apoyo a las decisiones del presidente Raúl Castro de iniciar un proceso de restauración de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, un suceso histórico que supone el fin de más de 50 años de enemistad y desencuentros.

La reunión en plenario, colofón de tres jornadas de debates en las 10 comisiones del Legislativo, también se dedicó a repasar el comportamiento de los sectores más importantes de la economía cubana durante el año que termina y delineó los principales planes que se proponen en esa área para el venidero 2015.

La Asamblea cerrará mañana sábado su segunda y última reunión de 2014 con un discurso del presidente Raúl Castro, en el que se espera que haga un balance general incluidos los últimos acuerdos adoptados por la isla caribeña y su vecino norteamericano que se perfilan como una nueva era para los vínculos políticos y económicos entre ambos países.

El presidente de la Asamblea Nacional, Esteban Lazo, subrayó  en la apertura del pleno parlamentario las “circunstancias históricas excepcionales” en las que se celebra, en referencia a ese acontecimiento.

Los diputados cubanos también resaltaron la “solidaridad mundial” manifestada por Gobiernos y organizaciones de solidaridad, por el regreso al país de los tres agentes cubanos del grupo de “Los Cinco” que fueron excarcelados por Estados Unidos, como primeros pasos para el restablecimiento de los lazos bilaterales.

La noticia del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos y el regreso a la isla de todos los “héroes”, como se conocen en Cuba los cinco agentes cubanos presos en el país norteamericano desde 1998 y condenados a largas penas por espionaje en 2001, ha marcado estas reuniones en cuyo cierre no se descarta su asistencia.

Balanza comercial y política monetaria

Pero buena parte del pleno estuvo dedicado al tema económico, con una intervención del vicepresidente Marino Murillo, quien avanzó previsiones como el incremento de la balanza comercial para 2015, con exportaciones por encima de los 738 millones de dólares y un 13,3% de crecimiento de las importaciones con relación a 2014.

La gran mayoría de las exportaciones previstas corresponden a los servicios de salud y turismo, los principales renglones de la economía cubana, según indicó Murillo, que es además ministro de Economía y Planificación.

Murillo, informó que en el próximo año se estima que la productividad del trabajo crecerá un 7,9% y también el salario medio (ahora de 471 pesos equivalentes a unos 20 dólares o 14,7 euros), en 7,5%.

Asimismo refirió que 151 empresas cierran el ejercicio con un monto de 439,6 millones de pesos (17,5 millones de dólares) en una lista encabezada por entidades de Unión Cuba-Petróleo, el Grupo Cubaníquel, Azcuba y de los Ministerios de la Agricultura y la Industria Alimenticia.

Explicó tras crecer este año solo un 1,3% el Producto Interno Bruto (PIB) del país, se estima para un incremento del 4%, lo que revertirá la tendencia a la desaceleración de los últimos años.

Además indicó que el plan económico del próximo año estará dirigido a reanimar sectores clave como la industria manufacturera y las inversiones, y a mantener los servicios sociales básicos.

El plenario en el que estaban presentes 546 parlamentarios también aprobó el Plan de la Economía y la Ley del Presupuesto del Estado para el 2015 que asciende a 55.854 millones de pesos cubanos (equivalentes a más de 2.234 millones de dólares) previstos para gastos corrientes, en los que las áreas de salud pública y educación reciben asignaciones del 29 y 24 por ciento, respectivamente,

Dijo que la tarea más importante de 2014 ha sido la preparación de condiciones para la eliminación de la dualidad monetaria en el país.

El principal objetivo de la unificación es restablecer el “valor” del peso cubano (CUP) como moneda nacional y sus funciones como dinero, en un país donde además circula el peso convertible (CUC, con paridad al dólar), que al cambio oficial equivale a 25 CUP.

El ministro de Economía aprovechó para reafirmar que la moneda nacional será la que operará en la economía del país, cuando llegue el denominado “día cero” de la unificación monetaria, y recalcó que el fin de esa dualidad “no resuelve los problemas por sí sola”, sino que debe estar unido a otras medidas de conducción macroeconómica.

La supresión de la dualidad monetaria es considerada uno de los ejes de la “actualización” económica puesta por el Gobierno de la isla y es considerada por los economistas como primordial para desbloquear los nudos de la deprimida economía cubana. 

 


Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/41a30061/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C20A0Ceconomia0C14190A761760I6442740Bhtml/story01.htm