Rajoy utilizará las concesiones al PNV para conquistar a los catalanes

El acuerdo entre Gobierno y PNV para los Presupuestos ha sacado de quicio a los partidos catalanes, que se sienten perdedores en una negociación en la que no han conseguido arrancar compromisos categóricos en las inversiones de unas cuentas del Estado que pasaron la semana pasada su primer escollo parlamentario.

Pero la sensación de “ninguneo” entre los nacionalistas catalanes encaja como un guante en la estrategia de la “operación diálogo” que capitanea la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Omnipresencia de Rajoy en actos empresariales

Así las cosas, Rajoy tiene en su agenda viajar en tres ocasiones hasta Cataluña en este mes mayo, después de haberse desplazado allí dos veces el pasado marzo, y coincidiendo además con un momento de horas bajas para el independentismo.

Por lo pronto, el presidente prevé viajar a Barcelona este jueves con motivo de la inauguración del Salón Internacional del Automóvil.

Se trata de un acto en el que podría coincidir con Carles Puigdemont, de la misma forma que compartió mesa con el anterior presidente de la Generalitat, Artur Mas, en un almuerzo con directivos de la industria del motor previo a la inauguración en 2015 del último Salón del Automóvil celebrado en la Ciudad Condal.

Rajoy acudirá también después a una cita a la que no falta desde 2004, la cumbre empresarial organizada en Sitges por el Círculo de Economía.

Unas jornadas que se celebran habitualmente a finales de mayo y que este año se convocarán del 25 al 27 de este mes. Será el último día cuando intervenga el presidente del Gobierno. El Círculo de Economía congrega cada primavera a los principales líderes políticos para conocer sus propuestas económicas.

Además, se busca fecha para que Rajoy participe en un acto organizado en Barcelona por Fomento del Trabajo, la principal patronal catalana, muy crítica con el proceso soberanista porque considera que no sería bueno para las empresas ni para atraer nuevas inversiones.

Ese evento, inicialmente previsto para la semana pasada, tuvo que aplazarse al coincidir con el debate y votación en el pleno del Congreso de las enmiendas de totalidad presentadas por los grupos parlamentarios al proyecto de ley de Presupuestos.

El mensaje: “Lo que Cataluña se está perdiendo…”

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que el mensaje que el presidente lanzará a los empresarios va a ser claro. Las ventajas obtenidas por el País Vasco evidencian “lo que Cataluña se está perdiendo”. Sólo podría reconducirse en el trámite de enmiendas parciales a los Presupuestos o en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica.

Rajoy es consciente de que el acuerdo que ha cerrado con el PNV ha aumentado el malestar del empresariado catalán con el Ejecutivo de Carles Puigdemont, al que sigue pidiendo que acceda a dialogar para conseguir mejoras en la financiación autonómica o las infraestructuras. Consideran que es la constatación de que los nacionalistas catalanes, en especial el PDeCAT, han renunciado a negociar con el Gobierno central ventajas para Cataluña.

Por ello, será contundente con los directivos: advertirá de que hay alternativa a esta situación que desde Cataluña se califica de “ninguneo”. La posibilidad de volver, después de renunciar al referéndum independentista, a los valores clásicos de Convergencia: defensa del nacionalismo catalán pero sin cerrarse a acuerdos con partidos nacionales, como PP o PSOE.

Un proyecto, explican las fuentes consultadas, que “es el que siempre ha defendido CDC, el que ahora mantiene el PNV, y el que, tal y como se está demostrando en Euskadi, es el que da mejores resultados económicos y electorales”.

Es lo que el Ejecutivo central conoce como el ‘modelo Urkullu’: más autogobierno pero sin romper con España. La estrategia contraria, por tanto, que defienden los independentistas catalanes y a la que Rajoy está dispuesto ahora a responder con el lanzamiento de una potente  “agenda catalana” de asuntos a tratar. La única condición: que el referéndum quede fuera.

Hay que recordar que no es la primera vez que Rajoy apela a los empresarios para que traten de reconducir el proyecto independentista de la Generalitat. El pasado 28 de marzo presentó ante 500 ejecutivos, a los que pidió ayuda para “ganar la batalla de la moderación”, un paquete de inversiones de 4.200 millones de euros en infraestructuras en Cataluña hasta 2020.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/Rajoy-concesiones-PNV-conquistar-catalanes_0_2923507625.html