Rajoy maneja algo más que un ajuste de Gobierno: Ana Pastor quiere dejar Fomento y Ana Mato irá a Bruselas

Según explican a El Confidencial Digital fuentes con presencia en Moncloa, Mariano Rajoy sigue en la idea de realizar una mini-crisis de Gobierno, aprovechando la marcha de Miguel Arias Cañete a Bruselas. El presidente, que había retrasado la designación del candidato del PP a las europeas para preparar ajustes en su gabinete, considera que Ana Mato está ya amortizada en Sanidad.

Las informaciones publicadas hace un año sobre los regalos que la trama Gürtel supuestamente realizó a la ministra y a su entonces marido, Jesús Sepúlveda, pusieron sobre aviso al presidente. Ya entonces, desde Bruselas se habló de que Rajoy le estaba buscando una salida digna aprovechando los comicios europeos.

La propia ministra, en un corrillo formado en el Congreso el pasado martes, y en el que estaban presentes los socialistas Elena Valenciano y Eduardo Madina, confesó, que era “muy posible” su marcha a Bruselas. No obstante, puntualizó que “Rajoy todavía no me ha confirmado nada”

Ana Pastor, “algo cansada” en Fomento

Con las vacantes dejadas por Miguel Arias Cañete y Ana Mato en Agricultura y Sanidad respectivamente, Ana Pastor se perfila como favorita para ocupar una de estas dos carteras, o alguna otra si hubiera más movimientos

Según ha sabido ECD, Pastor ha expresado en privado que está “algo cansada” en Fomento, y que le gustaría cambiar de aires. En apenas dos años, ha tenido que gestionar -con cierto éxito- asuntos tan delicados como el accidente del Alvia en Santiago o el proyecto de privatización de AENA, sin olvida los problemas en Iberia, con los controladores… Rajoy es consciente de ello y “parece dispuesto a ofrecerle otro ministerio”, según las fuentes consultadas.

Pastor, una de las ministras más cercanas al presidente, ya estuvo al frente de Sanidad en el segundo Gobierno de José María Aznar, de 2002 a 2004. Licenciada en Medicina y Cirugía, la cartera que ahora ostenta Mato “sería la más adecuada para ella”.

De confirmarse la marcha de Pastor a Fomento, la vacante dejada por Cañete en Agricultura podría deparar también cambios en gobiernos autonómicos. Los presidentes de Castilla y León y La Rioja, Juan Vicente Herrera y Pedro Sanz respectivamente, son dos de los candidatos a disputarse esa cartera.

Javier Arenas espera ser ministro

Con estos movimientos en el Gobierno, Javier Arenas aspira a volver a ser ministro, y Mariano Rajoy tiene también esa voluntad. Su trayectoria en la etapa de Aznar, en la que ocupó hasta tres carteras (Presidencia, Trabajo, y Administraciones Públicas) le avala, y Mariano Rajoy siempre ha pensado en él como posible integrante de su Ejecutivo.

La vacante que dejaría Ana Pastor en Fomento sería, para muchos de sus compañeros de partido, el mejor destino para Arenas.

El presidente, además, conseguiría de esta forma pacificar a nivel interno a la cúpula del PP, entensión después de la designación de Juan Manuel Moreno como líder del partido en Andalucía. Cospedal se había sentido derrotada, y la salida de Arenas reforzaría su hegemonía en Génova.

No obstante, algunas fuentes apuntan que, al menos ahora, Arenas tendrá que esperar: “La investigación de la Gürtel puede devolverle a los tribunales y no es algo que Rajoy pueda permitirse ahora”.

Fátima Báñez ha sido confirmada

Son varios los ministros que han recibido del presidente del Gobierno la confirmación de que sigue contando con ellos, en principio hasta el final de la legislatura.

Una de las que se encuentra en esa situación es Fátima Báñez. Su nombre se manejó para presidir el PP de Andalucía, pero personas  cercanas a la titular de Empleo aseguran que Mariano Rajoy le ha confirmado que seguirá en el ministerio hasta el final del mandado.

El presidente está seguro que, en los dos próximos años, se generará empleo en España y quiere que Báñez se lleve todos los elogios por este logro.

La reforma laboral, que tantas suspicacias planteó en su día, “va a obtener los resultados esperados y será Fátima la encargada de comunicar los datos de recuperación de empleo”, dicen fuentes del Gobierno.

Los ministros más polémicos, Wert y Gallardón, siguen

Wert y Gallardón se han ‘blindado’

Tampoco saldrán del Gobierno, al menos en esta primera crisis, los dos ministros que más han sido cuestionados en los dos años del Gobierno Rajoy: José Ignacio Wert y Alberto Ruiz Gallardón.

José Ignacio Wert es, probablemente, el ministro que más enemigos se ha granjeado en lo que va de legislatura, con la comunidad educativa y la industria del cine a la cabeza. Se ha contado que el ministro, cansado de esa presión, llegó a pedir a Rajoy que le cesara. Sin embargo, según fuentes muy cercanas al ministro, “ahora quiere seguir”.

Su continuidad en el ministerio, además, está asegurada, ya que tiene que permanecer en Educación para garantizar y coordinar la aplicación de la LOMCE a partir del próximo curso académico.

Alberto Ruiz-Gallardón, que acaba de presentar un proyecto tan importante como la Ley del Poder Judicial, se halla inmerso también en las reformas de las leyes del aborto y del Enjuiciamiento Criminal, con lo que en principio se ha ‘blindado’ en el cargo, al menos de cara a estos primeros ajustes en el Gobierno.

Su relación con Rajoy, no obstante, se ha enfriado en estos dos últimos años, a pesar de ser uno de los hombres de confianza del presidente. Tal y como se explicó en estas páginas,en verano muchos le veían fuera del Ejecutivo, después de que Rajoy fuese advertido de una serie de desmarques del ministro en plena ebullición del ‘caso Bárcenas’. Ahora la situación se ha calmado.

Margallo quiere ser vicepresidente

En ese entorno de posibles cambios en el Gobierno, el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha seguido de cerca los movimientos realizados por Moncloa en los últimos meses. La posibilidad de una crisis en la que Rajoy creara una vicepresidencia económica le hacía estar alerta, ya que, según las fuentes consultadas, ese cargo “es su máxima aspiración”.

Detrás de un objetivo tan concreto estarían, entre otras iniciativas, sus declaraciones e informes sobre la imposibilidad de una Cataluña independiente.

No obstante, hoy en Moncloa se descarta esa posibilidad, y el propio equipo de Margallo se apresura a asegurar que el titular de Exteriores “quiere mantenerse en el ministerio hasta el final de la legislatura”.

Así están los demás ministros

El resto de los componentes del Gobierno de Rajoy también están en principio confirmados en sus puestos, aunque el futuro de alguno de ellos también se puso en cuestión:

Pedro Morenés tenía la intención, al menos al inicio de legislatura, de permanecer como máximo dos años al frente del ministerio de Defensa. Sin embargo, todo indica que ahora su intención es mantenerse en el Ejecutivo hasta el final.

Luis de Guindos es otro de los ministros que tenía claro que no quería acabar la legislatura en el Gobierno. El titular de Economía, efectivamente, no acabará los cuatro años de Gobierno, pero se mantendrá en la cartera hasta que en Bruselas le confirmen como nuevo presidente del Eurogrupo, algo que se decidirá a finales de 2014.

Jorge Fernández Díaz. Es uno de los ministros más cercanos a Rajoy, y tiene garantizada la continuidad en el Gobierno.

Cristóbal Montoro. Aunque se ha convertido en uno de los ministros más controvertidos, el presidente confía en él para que lidere y lleve a término una reforma fiscal puesta ya en marcha.

José Manuel Soria. El titular de industria ha obtenido el respaldo del presidente en la reforma energética y está consolidado en el Gobierno.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Gobierno-Ana-Pastor-Fomento-Bruselas_0_2250374973.html