¿Quién paga más impuestos? 3,6 millones de personas soportan el 56% del IRPF

La rebaja del IRPF es uno de los aspectos más relevantes del informe de la “Comisión Lagares”. “Los mileuristas no pagarán IRPF”, señaló en la rueda de prensa Manuel Lagares. Posteriormente, el PP ha destacado que la reforma fiscal beneficiará a más de 10 millones de contribuyentes. Pero, ¿quién paga actualmente el IRPF, y cuánto paga?

Actualmente, los mileuristas pagan muy pocos impuestos. Según los datos de la Agencia Tributaria, de 2011, las personas con una base imponible inferior a 12.000 euros (que, teniendo en cuenta reducciones suponen unos ingresos brutos en torno a 15.000 euros) presentan 7,5 millones de declaraciones de la renta, y suponen para las arcas públicas 995 millones de recaudación: unos 132 euros de media al año.

Es decir, si el Gobierno elimina el IRPF para estas personas el efecto será positivo, pero de forma muy escasa: algo más de 10 euros al mes de ahorro en impuestos que de poco servirá si esta gente sufre, en paralelo, una subida del IVA de 10 puntos porcentuales en muchos artículos de consumo obligado (como alimentos o agua).

Los que son algo más que mileuristas, con bases imponibles entre 12.000 y 21.000 euros, pagan una media de 1.760 euros en impuestos, es decir, algo menos del 10% de su renta. Son 5,17 millones de personas, más del 26% de todas las declaraciones, que aportan el 12,6% de la recaudación, unos 8.340 millones de euros. Entre 21.000 y 30.000 euros de base imponible son poco más de tres millones de personas, pero pagan ya una media de 3.894 euros (en torno al 16% de la base imponible) y suponen el 17,7% de la recaudación total.

El efecto de la reforma fiscal para estas personas es incierto: pagan pocos impuestos ahora, y depende de cómo la reforma estructure los mínimos exentos, es decir, aquel dinero que no está sujeto a tributación para nadie: en estos tramos de renta, cuanto mayor sea el mínimo exento, menor será la tributación final, aunque el tipo nominal sea del 20%. En todo caso, en estos tramos no cabe esperar una gran rebaja (los tipos efectivos son ya muy bajos) ni tampoco una subida: si con 14.000 euros no se paga nada de IRPF, no tendría mucho sentido que ganando 17.000 se pague significativamente más que ahora.

Quien soporta de verdad la carga del IRPF son las rentas medias-altas, es decir, las que van de 30.000 a 60.000 euros en base imponible pagan casi el doble de impuestos que el tramo anterior: 7.980 euros de media. Estos 2,9 millones de españoles, el 14,9% de los contribuyentes, pagan el 35% de lo que ingresa el Estado por IRPF, la nada desdeñable cifra de 23.000 millones de euros. En este apartado el cálculo del tipo efectivo es más complicado porque el abanico de renta es muy amplio. En todo caso, el tipo estará cercano al 20% para las rentas más bajas y del orden del 30% para las más altas.

Precisamente por eso es en este aspecto es donde Hacienda sacará la calculadora. A diferencia de los tramos anteriores, el impacto recaudatorio es muy grande: una rebaja del 5% en este apartado supondría para el Estado ingresar unos 1.000 millones de euros al año menos. Con todo, queda por ver si se aplican las propuestas en materia de vivienda (IBI al 1% sobre el valor catastral e imputación de rentas) en este grupo económico, que suele destinar sus ahorros a la compra de una vivienda.

Más allá de los 60.000 euros hay pocos contribuyentes, unos 600.000 entre 60.000 y 150.000. Dado que se reduce el tipo máximo del 52% al 44%, y que en estos tramos de renta los mínimos exentos tienen menos importancia, estas rentas altas serán grandes beneficiados de la reforma fiscal.

Cabe espera que la parte del león, en términos absolutos, de las rebajas impositivas venga de este tramo: estos ciudadanos soportan el 21,4% de la recaudación viene de estas rentas entre 60.000 y 150.000. Pagan 14.000 millones en impuestos, y estas 611.000 personas, junto con los 2,9 millones que ganan de 30.000 a 60.000 euros soportan el 56% de la recaudación por IRPF. Además, más allá del tipo nominal, esta gente, a quien se presupone una alta capacidad de ahorro, se beneficiará también de la bajada del tipo para las rentas del capital.

Y lo mismo sucede más allá de 150.000 euros, donde hay 73.000 personas, que se verán aún más beneficiadas de la rebaja de impuestos. Pero el impacto sobre la recaudación será menor, aunque no despreciable. Entre ellas pagan 7.800 millones de euros.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3844fdca/sc/31/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C170Ceconomia0C13950A56720A0I0A664570Bhtml/story01.htm