Ponerse firme con una mano en el bolsillo es una falta grave de insubordinación

Los hechos ocurrieron en el Puesto Principal de Boiro (La Coruña). El agente sancionado fue requerido por el teniente jefe para recibir la notificación de que se le había iniciado la apertura de un expediente por una falta leve cometida.

La escena se desarrolla en un clima de tensión entre el teniente y el agente, en el que incluso se produce un enfrentamiento verbal. Según la declaración del mando, el agente mantiene una “actitud irrespetuosa”, por lo que decide llamar a un subteniente para que sea testigo de lo ocurrido de cara a dar parte de ello.

El subteniente presencia como el teniente ordena al agente ponerse en posición de firmes, “guardando la compostura”. Sin embargo, el agente hace caso omiso y cruza los brazos. Posteriormente se introduce una mano en el bolsillo, posiciones todas ellas incorrectas para la orden recibida según refleja la sentencia.

El agente incluso les trasmite verbalmente a los mandos su intención de no adoptar la postura exigida, alegando que ya se había puesto “bastantes veces firmes en la mili” y que no se pondría firme en esta ocasión. Entonces se le pidió que abandonara el despacho.

La actitud del agente supuso la apertura de un expediente sancionador, que fue recurrido ante el Tribunal Militar Central y posteriormente ante la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, que acaba de desestimar su recurso y confirmar la sanción.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/Ponerse-firme-bolsillo-grave-insubordinacion_0_2909709011.html