Pedro Sánchez renuncia a culpar a Zapatero de sus dos fracasos electorales

Los socialistas han experimentado las dos caídas de votos más marcadas de la historia, con Sánchez como cabeza de cartel, en las últimas elecciones generales.

El actual secretario general ha afrontado en total siete procesos electorales, en los que el PSOE solo ha logrado imponerse en uno… y este con Susana Díaz de candidata. En concreto, en los comicios autonómicos celebrados en Andalucía en marzo de 2015.

Echar la culpa a Zapatero

De cara al congreso federal del pasado fin de semana, la ponencia política elaborada por el equipo de Pedro Sánchez atribuía los últimos fracasos del PSOE a la “herencia recibida del anterior gobierno socialista”. Un mensaje, por cierto, repetido con insistencia por el PP desde que Rajoy llegó a La Moncloa.

En el texto destacaban varios párrafos que, al conocerlos, irritaron especialmente a Zapatero y a la mayoría de sus ex ministros.

En síntesis, sostenían que el PSOE perdió las elecciones en 2015 y 2016 porque el anterior presidente no supo gestionar la crisis.

La ponencia reconocía los “logros” de los gobiernos de Felipe González y Zapatero, pero entendían que ambos están “agotados como proyecto”, “no se alcanzaron en la práctica, o deben ser redefinidos”.

Aceptar las políticas de austeridad ha sido un fracaso

En concreto, el texto decía. “El error de base en Europa, en el que han participado tanto los socialdemócratas europeos como los socialistas españoles, ha consistido en no utilizar políticas contra-cíclicas para salir bien, tanto económica como socialmente, de la crisis. Las políticas de austeridad han sido un fracaso y hemos de aprender la lección”.

“Los años transcurridos desde la crisis de 2008, y la acomodación a las políticas de austeridad impuestas desde el neoliberalismo, son la evidencia más palpable de que la mera inercia de una postura socialdemócrata no adaptada al siglo XXI, basada en la simple resistencia, se agota y se limita en sí misma. Por ello, se hace necesario un nuevo pensamiento político y un enfoque económico y social alternativo”.

Las referencias no llegaron ni a ser debatidas

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de la ponencia, el texto definitivo se conocerá en las próximas semanas. Está punto de finalizar el trabajo de incorporación de enmiendas y de cerrar la redacción final del documento programático que regirá el partido en los próximos cuatro años.

En ese texto final, las referencias explícitas a la mala gestión de Zapatero fueron suprimidas precisamente en las horas previas al comienzo del congreso federal. No llegaron ni a ser debatidas en el cónclave. De esta manera, han quedado fuera del texto aprobado.

Los sanchistas decidieron también suprimir los párrafos en los que Eduardo Madina, redactor del primer documento, explicaba los dos peores resultados del PSOE con Sánchez como candidato. En su lugar, plantearon un texto en el que se justifican así esas derrotas:

“Tras abandonar el Gobierno, en las elecciones de noviembre de 2011, el PSOE pierde 4,5 millones de votos y 58 escaños (…) La espectacular difusión de los movimientos del 15-M, la aparición de Podemos y Ciudadanos y la campaña mediática diseñada por la derecha económica y política para hacer un “sándwich” al PSOE y forzar el “sorpasso” por Podemos, no ha logrado el objetivo de relegar a los socialistas”.

No obstante, este párrafo también fue eliminado.

Desbloqueó la presencia de Zapatero

Según las fuentes consultadas, la supresión de estas referencias a la “herencia recibida” desbloqueó la presencia de Zapatero en el congreso.

En el entorno del ex presidente hubo dudas, hasta última hora, sobre su asistencia. “No estaba dispuesto a acudir a un cónclave que iban a utilizar para echarle la culpa de todos los males del partido”, explica uno sus ex ministros.

Al final, Zapatero mantuvo un encuentro a solas, en una de las salas de Ifema, con el nuevo secretario general, y asistió el primer día, aunque con gesto serio, a la inauguración del cónclave socialista.

El concepto de plurinacionalidad de Pedro Sánchez

El concepto de plurinacionalidad con el que Pedro Sánchez redefine España sí fue votado mayoritariamente en el Congreso Federal. La propuesta del nuevo secretario general aboga por una reforma de la Constitución que avance hacia un Estado federal.

En concreto, la enmienda reclama perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución”. Un aspecto realmente polémico, porque ha venido generando choques entre los barones socialistas en la última semana.

Otra de las rectificaciones que salió adelante fue afirmar que la abstención para permitir que gobernaran el PP y Mariano Rajoy fue un “tremendo error”.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Pedro-Sanchez-Zapatero-fracasos-electorales_0_2952904699.html