Patxi López pincha como candidato

Lo de Rafael Simancas con Pedro Sánchez va a ser la primera de muchas más posibles deserciones”. Así de contundente se muestra un dirigente del PSOE, próximo a Patxi López, sobre la candidatura del ex lehendakari a las primarias socialistas. Sus opciones, añade, pasaban en cierta medida por que el ex secretario general no se presentara, pero ese no ha sido el único problema del vasco.

Así, esta misma fuente, consultada por El Confidencial Digital, reconoce que López presentó candidatura en enero con el objetivo de “adelantarse a todos” y frenar al propio Pedro Sánchez. Daba por hecho que si éste no se presentaba, él ganaría a Susana Díaz, pero esos planes cayeron por tierra dos semanas después.

Pese a ese varapalo, el equipo de Patxi López siguió adelante con las visitas programadas a federaciones estratégicas con el objetivo de presentarse como el único candidato en garantizar la paz en el PSOE. No obstante, ese discurso no ha calado ni a nivel de bases ni a nivel orgánico, entre otras cosas, por la escasa capacidad de movilización demostrada por sus afines.

Así, ninguno de los mitines protagonizados por el vasco en los dos últimos meses, con líderes locales y alcaldes próximos que han actuado a modo de anfitriones, ha superado los 300 asistentes. Una cifra muy pobre si se compara con las que han conseguido tanto Pedro Sánchez como Susana Díaz en fechas cercanas.

Solo Mendia y Hernández siguen con él

En las semanas que han transcurrido desde que anunciara su candidatura, Patxi López ha convertido Madrid y País Vasco, las federaciones en las que empezó a gestarse el movimiento “Ni Sú ni Sá”, en sus dos únicos feudos.

Una estrategia que tiene su explicación en el apoyo sin fisuras que le han mostrado Sara Hernández e Idoia Mendia en este tiempo, pero que también tiene sus contraprestaciones: otros líderes regionales que apostaban por él se han ido desvinculando, poco a poco, de su candidatura, al sentirse “olvidados” y, además, pensar que ese respaldo les podía perjudicar.

Es el caso, por ejemplo, de Francina Armengol. La presidenta de Baleares, explican a ECD desde el entorno de López, fue uno de los primeros apoyos del ex lehendakari, pero en las últimas semanas “ha puesto tierra de por medio”. La falta de tirón del vasco en las islas, unido al respaldo que tiene allí Pedro Sánchez, han sido claves.

No ha logrado apoyos de ex ministros

Además del escaso apoyo entre los líderes regionales, Patxi López se está encontrando con otro gran problema: ningún ex ministro socialista se ha sumado a su candidatura. Y no será, según las fuentes consultadas, porque no lo haya intentado.

El ex lehendakari quería aprovechar los meses de ventaja que iba a sacar a Susana Díaz antes de que ésta anunciara su candidatura para construir alrededor de él un equipo solvente que contrarrestara los apoyos orgánicos con los que contará la andaluza. No obstante, todas las gestiones realizadas desde enero en este sentido han acabado en fracaso.

Una circunstancia que es aún más grave si se compara con la situación por la que atraviesa Pedro Sánchez. El ex secretario general, además de contar con el respaldo de una buena parte de la militancia, ha sumado a su proyecto a varios ex ministros, como Josep Borrell, Cristina Narbona y Beatriz Corredor.

Óscar López y César Luena no suman

En el fracaso de estas gestiones para sumar a referentes socialistas, algunos afines de Patxi López señalan a Óscar López y César Luena.

Ambos, como el propio ex lehendakari, formaban parte del equipo de Pedro Sánchez, pero decidieron pasarse al bando del vasco cuando éste presentó su candidatura en enero. En el caso del senador, de forma explícita, mientras que el riojano se ha mantenido en un segundo plano.

Ese pasado vinculado al último secretario general provoca, en opinión de las fuentes consultadas, que sus gestiones a favor de Patxi López fracasen, ya que ni las bases ni ex altos cargos del partido olvidan de dónde vienen.

Así, los militantes del PSOE en Castilla y León y La Rioja -feudos de Óscar López y Luena- han dado la espalda al ex lehendakari y mantienen su apuesta por Pedro Sánchez, mientras que la llamada vieja guardia del partido “no se fía de Patxi por tener a estos dos colaboradores”.

Es el caso, por ejemplo, de un Alfredo Pérez Rubalcaba al que muchos, en un principio, veían como el principal aval de López y que ahora no duda en alabar a Susana Díaz, tal y como hizo hace unas semanas en la Cadena SER. Su relación con los citados César Luena y Óscar López es “mala” y eso ha sido determinante en su postura.

López ya no elude el combate

Consciente de todas estas dificultades, Patxi López ha decidido pasar a la acción y no eludir el combate con sus rivales por la secretaría general del PSOE.

Así, en las últimas fechas, ha pasado al ataque contra Pedro Sánchez y Susana Díaz, echando en cara al primero que quiera abandonar la política si pierde las primarias, y avisando a la segunda que un secretario general debe ocuparse del cargo “las 24 horas y no a tiempo parcial”, en referencia a los deseos de la andaluza de mantenerse al frente de la Junta.

El siguiente paso que quiere dar López es impulsar un debate de contenidos con Sánchez y con Díaz si ésta confirma ya su candidatura. Una nueva ofensiva que busca, por todos los medios, recuperar el terreno perdido con sus contrincantes.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Patxi-Lopez-pincha-candidato_0_2883311658.html