Para los ingenieros la clave es el exterior

Los ingenieros españoles vuelven paulatinamente a despejar sus perspectivas. Las buenas señales para estos profesionales son certeras, pero “queda mucho camino por recorrer”. Juan Antonio Cuartero, director senior de la escuela para ingenieros Structuralia, desgrana los resultados del Barómetro sobre los profesionales de las infraestructuras y la ingeniería, que su empresa acaba de reelaborar para Cinco Días, y reflexiona en voz alta.

Pregunta. ¿Qué futuro espera a los ingenieros?

Respuesta. Un dato interesante es el de desempleo, que en este colectivo disminuye del 24,5% de 2013 al 21,5% de este año, según nuestro barómetro. Un 53% de los encuestados considera, asimismo, que su puesto de trabajo es seguro en los próximos 12 meses, frente al 41% del año pasado. Dentro del momento de incertidumbre que vive el sector de las infraestructuras, hay una tendencia positiva que ojalá se mantenga. Nos queda bastante camino por recorrer.

P. ¿Qué pediría al Gobierno para lo que queda de legislatura?

R. Hay que atacar en dos frentes. Por un lado, es preciso acometer inversiones para impulsar la rehabilitación energética del parque de edificios españoles, muchos de ellos antiguos, y para la explotación y el mantenimiento de las espléndidas infraestructuras existentes. Pero sobre todo hay que fomentar la internacionalización de los ingenieros a través de acuerdos bilaterales. En los próximos 20 años los profesionales españoles pueden aportar mucho en Latinoamérica: pienso en la reforma energética de México o la construcción de puertos, minas y carreteras en aquella región.

P. Ahora mismo, ¿dónde se encuentran las mejores oportunidades?

R. Las posibilidades de encontrar empleo están en el ámbito internacional. Mientras en 2013 los ingenieros españoles que tenían empleo en el extranjero eran un 7,7%, ahora son un 11,5%. Los datos del barómetro nos dicen que los que tienen más experiencia y los que llevan menos años trabajando son los más rígidos a la hora de plantearse salir de España. El 53% de los profesionales con menos de tres años de experiencia están dispuestos a irse con un aumento mínimo del salario del 50% y de entre los que tienen una posición más consolidada dentro de una empresa, un 24% no se iría al extranjero independientemente de la indemnización. Ambos grupos son más numerosos ahora que el año pasado: en 2013 eran un 33% y un 14%, respectivamente.

P. ¿Quién sale del país, entonces?

R. Los que están en el paro: de los que pertenecen a este colectivo, en un año ha duplicado el porcentaje de quien está dispuesto a irse sin importar el salario que le ofrezcan, del 5% al 10%. Esto significa que ya tienen interiorizada la internacionalización como recurso para desarrollar su carrera profesional. Por otra parte, están los que tienen entre tres y diez años de experiencia, porque saben que, si quieren asumir más responsabilidades, esta oportunidad la tienen fuera de España.

P. ¿A dónde van?

R. Más del 70% de los encuestados sigue considerando América Latina como la región con mayores posibilidades de desarrollo profesional. Seguidamente, vienen Emiratos Árabes, Europa, México y Centro América. Curiosamente, no ven oportunidades en los países que ahora mismo están liderando importantes crecimientos económicos, como China o Rusia.

P. ¿A qué se debe?

R. A que valoran aspectos como el idioma o la cultura del país de acogida pero, sobre todo, a la presencia de empresas españolas que tengan allí proyectos muy emblemáticos. En China y Rusia estos tipos de obras, realizadas por empresas españolas, están todavía en fase incipiente.

P. ¿Qué características de los ingenieros españoles son las más apreciadas en el extranjero?

R. Su excelente preparación universitaria, que les confiere una potencia de cálculo que es la envidia de los demás países. Y la formación más en general como un elemento de desarrollo profesional continuo. El 72% de estos profesionales, frente al 69,7% de 2013, considera que un máster que complemente su formación de grado contribuye de forma definitiva a impulsar su empleabilidad. El perfil que se demanda en el exterior, donde priman los proyectos llave en mano, es la de un ingeniero que sea no solo un técnico, sino también un excelente gestor. El 67% de los profesionales que cobra más de 60.000 euros al año ya ostenta un perfil de este tipo.

P. Hemos hablado mucho de internacionalización, pero ¿qué sectores productivos son más prometedores en España?

R. Por un lado, hay sectores donde existen más oportunidades. Estos son eficiencia energética, energías renovables y rehabilitación de edificios. Por el otro, el barómetro señala que a los profesionales les gustaría desarrollarse sobre todo en dos ámbitos: el ferroviario, por la importante apuesta de nuestro país por la alta velocidad, y las carreteras, por el necesario mantenimiento de una red tan extensa como la española. Se nota una mayor propensión de los profesionales de la infraestructura a acometer proyectos de forma emprendedora. En efecto, aumentan los trabajadores por cuenta propia, un síntoma más de cómo se reorienta el desempeño laboral.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/4137e7ca/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C0A50Ceconomia0C1417790A6780I3583810Bhtml/story01.htm