Pablo Iglesias y Albert Rivera protagonizan un duro cuerpo a cuerpo

Albert Rivera inició su intervención con muchos huecos vacíos en los escaños del Congreso y echando en cara a Pablo Iglesias que rechazara un gobierno alternativo al del PP, asegurando que es el responsable de que Rajoy siga de presidente.

Después, acusó al líder de Podemos de “no querer trabajar” y de tener como único objetivo derrocar al PSOE y “asaltar los cielos”, en contraste de las iniciativas de Ciudadanos para llegar a acuerdos.

Concluyó este primer tramo de intervención tirando de ironía, asegurando que “está bien sacar autobuses con pegatinas… Ya ve, están temblando con medidas así”.

A continuación, explicó las razones por las que Ciudadanos iba a votar “no” a la moción de censura, diseminando las medidas de Podemos.

Así, rechazó la derogación de la reforma laboral porque “no presenta alternativa”, la renta universal, la subida de impuestos, la nacionalización de empresas… Unas medidas que, en opinión de Rivera, forman parte de “lo viejuno”.

Además, recomendó a Iglesias “venir más al Congreso”, ya que, según él, ayer presentó propuestas que ya están aprobadas en la Cámara Baja: “Ya está derogado el secreto bancario. Deje el autobús y vuelva a la Cámara”.

Después, acusó a Iglesias de no defender la soberanía de Espaňa en el conflicto de Cataluña: “La casa puede tener goteras, pero es mejor reformarla que derruirla”.

En ese sentido, aprovechó para echarle en cara los socios de Podemos en la moción de censura: “Usted está con Esquerra, Puigdemont y Batasuna” y “con esos no se puede gobernar Espaňa”.

Por último, recalcó que “no le vamos a apoyar porque es el líder peor valorado y quiere llegar al poder sin ganar elecciones y sin tener un proyecto para Espaňa”.

Dura réplica de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias inició su réplica citando a Eduardo Madina, que en su día aseguró que “Rivera sabe muy bien lo que dice pero no sabe de lo que habla”. A continuación, le acusó de “vender principios democráticos como productos bancarios”.

En ese sentido, le acusó de “no leer” a los autores que cita y que “solo habla de ellos porque se lo ponen en su discurso” de la misma forma que “ponen frases en la sede de su partido”.

Después acusó a Ciudadanos de sobrevivir gracias a los votantes de derecha de toda la vida hartos de la corrupción del PP, y de convertirse en la “muleta de los corruptos”, en contraste con lo dicho en la campaňa electoral.

A continuación, echó en cara a Rivera su “cambio ideológico” contante para mantener al poder y ser amigos de gobiernos corruptos como los de Madrid y Murcia.

Además, recordó a Rivera que “ustedes no gobiernen en ninguna parte” y que Podemos ha presentado más iniciativas parlamentarias para concluir que “ustedes no sirven para nada en política”.

Rivera ve “casi imposible” un pacto

En su regreso a la tribuna de oradores, Rivera echó en cara a Iglesias el duro tono empleado, que pone “muy difícil” cualquier tipo de entendimiento.

En ese sentido, el presidente de Ciudadanos mostró serias dudas sobre un futuro pacto con Podemos: “No sé cuándo cambiará de líder su partido, pero hasta entonces va a ser casi imposible llegar a un acuerdo”.

Iglesias, en su respuesta, no rebajó el tono y, de hecho, echó en cara a Rivera la “quiebra” del único ayuntamiento que gobierna Ciudadanos: el de Valdemoro.

En contraste, puso énfasis en el recorte de déficit y la aprobación de medidas sociales en Madrid, Barcelona y La Coruña.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Pablo-Iglesias-Albert-Rivera-cuerpo_0_2947505223.html