Meliá, la cadena española con más proyectos en la isla

El posible levantamiento del embargo económico a la isla caribeña por parte de Estados Unidos tendría un efecto positivo en las cadenas hoteleras que tienen ya presencia en la isla, que verían como se incrementa la llegada de turistas desde Estados Unidos, una de las principales potencias emisoras del mundo.

Todas las cadenas hoteleras presentes en Cuba operan los establecimientos bajo un régimen de gestión, no son propietarias de los inmuebles. La propiedad es exclusiva de las tres empresas estatales que se dedican a esta actividad. Ellas son las que acuerdan con las hoteleras las condiciones de la gestión y qué porcentaje se llevan estas.

“Si el levantamiento del embargo solo es comercial beneficiará al mercado emisor de EE UU, que tiene un gran poder adquisitivo”, afirma Albert Grau, socio-director de Magma Hospitality Consulting, que reconoce que el anuncio puede ser muy positivo para las cuentas de explotación de las hoteleras. El experto explica que si el acuerdo también afecta a la inversión “es imprescindible contar con seguridad jurídica”.

Meliá es la cadena hotelera española con mayor presencia en la isla caribeña y la que primero llegó. De hecho, la compañía dirigida por Gabriel Escarrer celebrará en 2015 su 25 aniversario en Cuba. En la actualidad, cuenta con 27 hoteles en la isla, con 13.000 habitaciones, que representan cerca de un 13% del total de las habitaciones que tiene la compañía en todo el mundo. Además, trabaja en la apertura durante 2015 de un nuevo establecimiento con 1.200 habitaciones y finalizará las reformas de la planta superior del Meliá Varadero el año que viene.

En 1999 la cadena, entonces conocida como Sol Meliá, sufrió la amenaza de sanciones de Estados Unidos en aplicación a la ley Helms-Burton por sus inversiones en la isla. Un incidente que desembocó dos años más tarde con la declaración de la Comisión Europea de que no aceptaría ninguna sanción de EE UU. Fuentes de Meliá aseguraron ayer que “la reanudación de las relaciones diplomáticas y la mejora de las relaciones en general es siempre una noticia positiva desde el punto de vista empresarial, especialmente en un sector como el nuestro”.

Visitantes

Canadá es el principal mercado emisor de turistas hacia Cuba. Un informe de la consultora Havana Consulting Group aseguraba en abril que esperaba “que 2014 sea un año récord”para la llegada de turistas a la isla. En 2013 recibió 2,8 millones de visitantes.

EE UU es el segundo país emisor por número de visitantes a la isla. Unos 600.000 en 2013. Además, es el segundo por gasto turístico, 83.000 millones de euros en 2013, según la OMT, y tan solo por detrás de China.

En 2013, la isla tuvo un total de 70.000 visitantes españoles, cifra que descendió por la eliminación de los vuelos de Iberia.

En segunda posición por número de hoteles se sitúa Iberostar, que cuenta con 10 establecimientos. BeLive, la cadena hotelera del grupo Globalia cuenta con dos hoteles en funcionamiento y está en conversaciones con el Gobierno cubano para “un gran resort en Varadero”. Globalia tiene además presencia en la isla a través de la aerolínea Air Europa, que mueve unos 4.000 pasajeros cada semana entre Madrid y La Habana. Hidalgo aseguró ayer que “todos debemos alegrarnos por la reanudación de las conversaciones” entre Cuba y EE UU.

Barceló, por su parte, cuenta con un único resort en Varadero. La cadena hotelera llegó a tener otro establecimiento en La Habana y otro más en Cayo Santa María pero dejó de gestionarlos porque, según ha explicado la compañía, la rentabilidad era menor que la esperada. Una oferta que la cadena destaca como “residual” y que “va a tener poco efecto en su balance”.

Entre las cadenas hoteleras españolas que han ido reduciendo su presencia en la isla, o incluso saliendo de ella, se encuentra Occidental Hoteles. La marca, propiedad de BBVA y Amancio Ortega, anunció en octubre que iniciaba el proceso de salida de Cuba al dejar de gestionar sus dos hoteles.

Desde finales de noviembre, Riu opera un único hotel en la isla, tras no renovar el contrato de su segundo hotel. Desde la cadena afirman que nunca han tenido una fuerte presencia en Cuba y que en abril vence el contrato del Riu Varadero, el único que mantiene. Hotusa, por su parte, tiene en la isla un único hotel, el Eurostar Cayo Santa María.

Air Europa mantiene vuelos e iberia retrasa su vuelta

J.F.M. / L.S.

El 21 de abril de 1949 salió de Madrid el primer vuelo hacia La Habana, ruta que Iberia abandonó en el mismo mes de abril, pero de 2013, al declararla deficitaria. Su alto componente turístico hacía del vuelo a la capital cubana una clara víctima dentro del plan de eficiencia que ha devuelto a la empresa a beneficios en 2014. “Prácticamente no había pasajeros de negocios, que son los que más vuelan en primera clase, lo que hacía imposible rentabilizar el destino”, explican fuentes de la compañía.

La aerolínea que preside Luis Gallego ha comprado 16 nuevos aviones, lanza nuevos destinos y reconoce que no deja de estudiar su regreso a La Habana, al igual que sucede con San Juan (Puerto Rico), pero el visto definitivo bueno tardará aún en llegar. Las quejas del Gobierno español ante el abandono no se hicieron esperar, así como los llamamientos del ministerio cubano de Turismo para que la aerolínea de bandera española retornara con turistas nacionales a la isla.

Entre tanto, hay otras compañías que se han mantenido. Globalia busca posiciones en el país para sus hoteles BeLive al tiempo que ha seguido con un vuelo diario entre Madrid y La Habana.

Barceló, a través de su aerolínea Evelop, también ha seguido operando a esta plaza caribeña. La firma de vuelos chárter realiza un vuelo semanal entre las capitales de ambos países.

Otra de las opciones para el viajero español está siendo la de saltar el Atlántico con el consorcio Air France-KLM. La primera de ellas vuela desde el aeropuerto parisino Charles de Gaulle con tiene diez vuelos semanales al país latino: dos los martes, viernes y sábados.

KLM, por su parte, lanza cuatro aviones a la semana hacia Cuba, con salida los lunes, miércoles, jueves y domingos.

La británica Virgin también enlaza tres veces a la semana Londres con la isla. Y la opción local la constituye Cubana de Aviación, con dos frecuencias semanales entre Madrid-Barajas y La Habana.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/418cbfbc/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C170Ceconomia0C14188462150I60A21950Bhtml/story01.htm