Mariano Rajoy se ha hartado de Pedro Sánchez

Según explican a El Confidencial Digitaldirigentes del PP muy cercanos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy se ha cansado de la actitud de Pedro Sánchez. Considera que él ha hecho todo lo posible para llegar a un entendimiento con el nuevo líder del PSOE para beneficio de España. Sin embargo, la actitud de éste ha provocado que sea imposible llegar a una relación constructiva y estable.

El jefe del Ejecutivo se propuso, tal y como se adelantó en estas páginas, “cuidar” al nuevo secretario general de los socialistas. Temía que Podemos se convirtiera en segunda fuerza política. Para evitarlo, quiso reforzar la figura de Sánchez como líder del PSOE multiplicando los gestos públicos hacia el sucesor de Rubalcaba.

Sin embargo, esa etapa ha tocado a su fin de forma abrupta. Por varios motivos. El presidente ha concluido en primer lugar que, cualquier intento de acercamiento por su parte, es utilizado por Pedro Sánchez para realizar filtraciones a la prensa. Además, cree que el socialista “ha decidido ir a rebufo de Pablo Iglesias y de Podemos” y, con esa estrategia, se está convirtiendo –él también- en un peligro para el Estado.

Las propuestas de Sánchez afectan a la imagen de España

Las fuentes consultadas explican que la radicalización del mensaje de Pedro Sánchez, desde que se convirtió en secretario general del PSOE, no solo ha provocado el distanciamiento con el presidente del Gobierno, sino también un empeoramiento de la imagen exterior de España. Los informes llegados a Moncloa lo confirman.

El primer gesto de Sánchez que provocó el recelo de las autoridades europeas se produjo el pasado mes de julio, cuando el recién nombrado líder de los socialistas dio orden a sus eurodiputados de votar “no” a la designación de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. A continuación, rechazó el nombramiento de Cañete como comisario de Energía y Cambio Climático.

Esta postura, explican desde el Gobierno, ha provocado que desde Europa comparen la actitud del líder de la oposición en España con la de partidos como Izquierda Unida o Podemos. Esa percepción, añaden, “es más que preocupante: nos pueden llegar a equiparar con países como Grecia, que están como están por culpa de la influencia de los partidos de extrema izquierda”.

La propuesta de Pedro Sánchez de eliminar el Ministerio de Defensa también “corrió como la pólvora” en ámbitos internacionales: “Ningún representante político de un país serio se ha planteado eso”. A Rajoy, de hecho, “le han preguntado fuera” por las palabras del líder de los socialistas, advierten con preocupación desde Moncloa.

Alerta de los inversores por la reforma del artículo 135 de la Constitución

Desde el equipo de colaboradores de Rajoy avisan, además, de las graves consecuencias que puede tener, para la economía del país, el último anuncio de Pedro Sánchez sobre la reforma del artículo 135 de la Constitución, que impide a todas las administraciones, estatales y autonómicas rebasar los límites de gasto fijados por la Unión Europea.

En este sentido, las fuentes consultadas aseguran que ya existe cierta alarma entre los inversores extranjeros por este reposicionamiento, así como entre las autoridades extranjeras.

Desde el Gobierno recuerdan que esta reforma sobre el control del gasto se lleva gestando, por parte de la Unión Europea, desde el año 2007, y se está aplicando en la mayoría de los países comunitarios. Por ese motivo, “volver atrás podría suponer salir del Eurogrupo, algo que parece no entender Sánchez”.

Contra el pacto anti-corrupción

Pero hay más. A Mariano Rajoy le ha indignado especialmente que Pedro Sánchez haya echado por tierra, en el último mes, las negociaciones llevadas a cabo entre PP y PSOE para sacar adelante el pacto anti-corrupción.

Los colaboradores del presidente del Gobierno recuerdan que, “por culpa de Sánchez”, las leyes de financiación de partidos y de control a cargos públicos han visto retrasada su aprobación. Llevan casi medio año empantanadas: “Primero nos pidieron que habláramos después del congreso del PSOE y luego, una vez pasado el verano, se desmarcaron diciendo que no había acuerdo”.

Esa circunstancia ha provocado que el Ejecutivo tenga paralizadas todas las medidas para la lucha contra la corrupción en España: “Tuvimos que sacar adelante en solitario la Ley de Transparencia, y ahora va a pasar lo mismo con el resto de normas en las que hemos intentado dar voz al PSOE”.

Recupera la estrategia de Zapatero

Esa estrategia de “negociar hasta el último día para luego decir que no”, aplicada por Pedro Sánchez, recuerda en la bancada del PP a la que empleó José Luis Rodríguez Zapatero durante su etapa en la oposición y después en La Moncloa: “Jugaba al despiste. Decía una cosa y al día siguiente otra. Sánchez va por ese camino”.

Además, desde el entorno de Rajoy achacan al líder de la oposición una “tendencia a la improvisación”, heredada del ex presidente socialista, que “hace imposible saber a qué atenerse con él”.

No obstante, si Zapatero daba esos “bandazos” por “la influencia de sus asesores”, desde Moncloa y el PP consideran que Pedro Sánchez cambia de opinión por otro motivo: “padece el síndrome de la coleta”, en referencia a la disputa del PSOE por conservar el voto de la izquierda que huye hacia Podemos, el partido de Pablo Iglesias.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Mariano-Rajoy-hartado-Pedro-Sanchez_0_2388961099.html