Madrid y Cataluña cuestionan el perdón de los intereses de la deuda

No hay reunión plácida del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), ni siquiera por Navidad. Ni los anuncios de nuevas ayudas por parte del Gobierno central parecen apaciguar la tradicional desconfianza que mantienen las dos comunidades autónomas más importantes, por su representatividad y peso en el PIB nacional.

Las posturas están enfrentadas, aunque por razones bien diferentes en uno y otro caso. Hacienda va a plantear en su reunión de hoy a todas las regiones el perdón de los intereses de la deuda correspondiente a los años 2012, 2013 y 2014, así como la posibilidad de que en el futuro (al menos de cara a 2015 y 2016) todas las autonomías, tanto las que sí acudieron al plan de pago a proveedores y al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), como las que no lo hicieron puedan beneficiarse de tipos cero en la financiación de su endeudamiento.

Pues bien, Cataluña acude al encuentro en un clima de confesada “desconfianza”, ya que en palabras de su consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, “lo único que cuenta es conocer de cuánto dinero adicional dispondremos para 2015, gracias al ahorro en el pago de intereses o por la inyección de más recursos”. Además, Cataluña advertirá que si con este nuevo mecanismo de auxilio financiero lo que se quiere es impedir que las regiones acudan por si mismas a los mercados, “esto no nos parece bien y nos opondremos”, añadió Mas Colell.

El caso de Madrid es bien distinto. La comunidad que preside Ignacio González no ha acudido al FLA y, a diferencia de Cataluña, puede financiarse en los mercados sin problemas. Por ello, en el encuentro de hoy mostrará su enfado primero por la fecha escogida (víspera de Nochebuena) y segundo por el fondo, ya que, en su opinión, el nuevo sistema ideado por Hacienda premia a todas las regiones por igual: tanto a las que cumplieron como las que no con los objetivos de déficit impuestos.

Es más, en una carta remitida ayer por la tarde a Montoro, el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, propone, entre otras cuestiones, que “el Estado asuma los intereses de las comunidades no adheridas al FLA respecto de las operaciones de endeudamiento celebradas en 2012, 2013 y 2014, en términos semejantes a la operación propuesta para las regiones del FLA. Y para los créditos que las no adheridas tomen en 2015, 2016 y 2017, pide que el Estado cubra con otra subvención la diferencia entre el tipo del Tesoro y el cero, pues estas regiones seguirán endeudándose por ellas mismas en los mercados, manteniendo así la solvencia, imprescindible para España”.

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, reclamó que “habrá que buscar alguna fórmula por la que aquellas comunidades que hemos cumplido tengamos algún beneficio”. Por último, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, exigió una reforma “estructural” del sistema de financiación autonómica y “relajar” el objetivo de déficit para 2015, situado en el 0,7%.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/41b4773d/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C220Ceconomia0C14192755260I8521650Bhtml/story01.htm