La última salvajada se llama “traga y nomina”

Ha sido bautizado con el apelativo “NekNomination”, algo así como “traga y nomina”. Se trata de la última salvajada que triunfa entre los jóvenes.

Un chico se graba en vídeo bebiendo un litro de cerveza o un cóctel de bebidas de alta graduación o incluso un chupito mezclado con orín. Al final se gira y nomina a varios amigos, que tienen 24 horas para superar su gansada y colgar el vídeo en Facebook.

Así, de burrada en burrada, se acaba por perder el norte. Y llegan los muertos. Hace unas semanas, Isaac Richardson (joven de 20 años de Colchester, al noreste de Londres) se vio en la obligación de superar el reto: mezcló una botella de vino blanco, con una pequeña de vodka, una de whisky y una lata de cerveza.

Según contó el diario ABC, en menos de dos minutos el combinado lo dejó tumbado en el suelo. Los servicios de emergencia llegaron sobre las dos de la madrugada al Hostal de Woolwich en el que trabajaba a tiempo parcial para trasladarle al hospital. Falleció horas después.

Basta echar un vistazo al número de seguidores en Facebook de este tipo de prácticas, siempre bajo el sobrenombre “Neknomination”, para hacerse una idea del grado de difusión que ha alcanzado entre los adolescentes y jóvenes. Todos quieren probar.

Tras esta nueva moda subsiste un viejo deseo: el afán de deslumbrar y adquirir popularidad entre los compañeros. Eso está provocando que los desafíos entren en una espiral que muchas veces no parece tener freno.

— En Carlow (Irlanda) una joven se precipitó a un río disfrazada de Batman. Se libró de morir ahogada al ser rescatada de sus amigos.

— Ross Cummins, un disc-jockey de 22 años, fue encontrado inconsciente en su casa de Dublín tras intentar superar el reto de su grupo, que había ingerido incluso excrementos de vaca o champú como parte de sus copas. Los servicios de emergencia lo trasladaron al hospital, pero unas horas después falleció.

— También en Carlow, Jonny Byrne se tiró al río Barrow completamente ebrio el pasado 1 de febrero para superar las fechorías de sus amigos del grupo. También lo pagó con su vida.

El asunto ha cobrado tal magnitud que ha llegado al Parlamento británico. Sus señorías se preguntan qué está pasando, qué papel juegan las escuelas en la prevención de este tipo de conductas, qué hacen las familias…

También existen reacciones a este fenómeno que dejan espacio a la esperanza. Fernando, un estudiante de ingeniería de 19 años, vio en internet que había sido retado a beber un cóctel explosivo. No le pareció una buena idea y optó por cambiar de tercio.

Se grabó preparando un Cola-Cao bien caliente y saliendo a la calle, a la ‘caza’ de un indigente abandonado, hambriento y solo. Lo encontró en uno de esos pasadizos que tanto abundan en Madrid, le dio la bebida y, mirando a la cámara, nominó a un par de amigos.

David aceptó el reto y se lanzó a la calle con un termo para repartir chocolate entre los que duermen entre cartones y mantas. Gonzalo también se apuntó. Y otro, y otro…

Más en twitter: @javierfumero

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/blogs/la_espana_profunda/ultima-salvajada-llama-traga-nomina_7_2231846794.html