La remuneración de los trabajadores crece por primera vez en cinco años

La economía creció un 0,2% en el cuarto trimestre de 2013, una décima más que el trimestre anterior pero una décima menos que lo calculado anteriormente por el INE. Las cifras presentadas hoy, ya desagregadas, muestran una tendencia al equilibrio en el crecimiento: la demanda nacional resta menos dinamismo a la economía mientras la demanda exterior aporta menos crecimiento.

Además, por primera vez desde el cuarto trimestre de 2008 la remuneración de los trabajadores (esto eso, el total de salarios cobrados en España) marca un crecimiento positivo en términos interanuales, un 0,8%. Esto se debe al alza tanto del número de asalariados como a la mejora de la remuneración media por cada asalariado. Durante los últimos años la destrucción de empleo había provocado fortísimas caídas en este apartado, que llegaron al 8,5% a finales de 2012. MIentras, la renta de elas empresas, que llevaba año y medio subiendo, marca un descenso del 2,4%.

La estabilización de la crisis se nota, también, en la evolución del gasto de los hogares, que crece a una tasa interanual del 0,7%.Llevaba 10 trimestres de registros interanuales negativos. En tasa intertrimestral (que no tiene en cuenta el efecto de la subida del IVA de 2012), el consumo crece el 0,5% y suma tres trimestres al alza.

Las administraciones públicas, por su parte, lastran el crecimiento, con un descenso del gasto del 3,5% y un descenso intertrimestral del 3,9% que es el mayor en la serie histórica del INE. Dado que también la inversión se mantiene estable, con aumentos del 0,7%, la demanda nacional pasa de restar 2,1 puntos al PIB el año pasado a 0,6 puntos.

La parte mala es que la demanda exterior reduce su contribución positiva, y debido sobre todo al ascenso de las importaciones reduce a 0,4 puntos su aportación al PIB intertrimestral.

Empleo

En términos de empleo, la contabilidad nacional cifra en 265.000 los puestos de trabajo a tiempo completo perdidos dudante 2013. La cifra es superior a los 198.000 que calcula la EPA debido al crecimiento del tiempo parcial. En porcentaje, el empleo ha caído el 1,6% en el año. El número de horas trabajadas baja el 0,6%; dado que la jornada aumenta el 1,1%.

La productividad aparente del trabajo, teniendo en cuenta la evolución del PIB y del empleo, sigue creciendo pero a menor ritmo: pasa del 2,2% al 1,5%, y la productividad por hora trabajada se ralentiza al 0,4%. Esto es un efecto de la menor destrucción de empleo: desde que empezó la crisis el empleo ha caído más que el PIB , y por eso la productividad ha subido.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3796dc9b/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A20C270Ceconomia0C139348940A70I3298970Bhtml/story01.htm