La Asamblea Nacional Catalana exige a Junqueras que se retire si no acepta la lista única de Mas

Carme Forcadell, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y ex dirigente de Esquerra Repulbicana (ERC), ha pedido al actual líder de este partido, Oriol Junqueras, que dé un paso atrás y abandone la presidencia de la formación si no acepta la lista unitaria propuesta por el president, Artur Mas.

De acuerdo con las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, desde la ANC se está presionando a todas las partes para que se pongan de acuerdo. El objetivo de celebrar “cuanto antes” las elecciones plebiscitarias.

De hecho, este mismo jueves Forcadell ha insistido de nuevo en un entrevista a una cadena de radio en que las elecciones catalanas deben celebrarse antes de los comicios municipales de mayo. De no ser así, no descartó nuevas movilizaciones ciudadanas por las calles de la región.

“Además de Forcadell y la ANC, también las bases de Esquerra están a favor y presionan para que se acepte esa lista única, algo que no quiere la dirección del partido. El problema es que las relaciones entre Artur Mas y Oriol Junqueras son muy tensas, tirantes, no se soportan el uno al otro”, explican fuentes catalanas conocedoras de la situación.

“Por eso, Forcadell ha dado un paso más. Le ha hecho saber que como las bases independentistas lo quieren, los movimientos sociales como ANC o Omnium Cultural están también a favor y el único problema es él (que se opone), ha llegado el momento deque, por el bien del país, de un paso atrás. Debe hacerlo si eso va a permitir sacar adelante la lista única y adelantar las elecciones”, aseguran estas fuentes.

La dirección de ERC ya ha hecho pública su decisión de no apoyar esa lista única y ha pedido listas separadas pero con programa común. La respuesta del president fue hacer unas declaraciones públicas en las que repetía una y otra vez que no es momento “para los intereses personales o de partido”.

Pero las dos opciones siguen enfrentadas. Artur Mas ha iniciado una nueva ronda de contactos con todos los partidos favorables al derecho a decidir. La celebrada con Junqueras esta semana finalizó sin acuerdo.

Junqueras, en problemas

El fondo del conflicto, que complica un poco más esas pésimas relaciones entre Mas y Junqueras, es la batalla por el liderazgo del independentismo en Cataluña. El líder de ERC ha seguido desde el principio la estrategia de marcar distancias con Artur Mas porque -pensaban- tarde o temprano el presidentacabaría por traicionar las aspiraciones independentistas.

Sin embargo, la celebración del 9-N fue un éxito para Mas y un golpe precisamente a esa estrategia de Junqueras. Mas cumplió su palabra y, finalmente, eso le permite mantener que ese día “los catalanes pudieron votar”.

La consecuencia inmediata ha sida la recuperación en las encuestas de CiU y un resurgimiento de la figura de Artur Mas como político que al final no se ha arrugado ante el Estado. Esto supone un problema para Junqueras. “Al insistir en que no quiere la lista única, da la impresión de que juega a la táctica política más que a la consecución de la independencia”, explica un político catalán.

Apoyos a ERC

Pese a todo, Junqueras también ha recibido apoyos a su estrategia de no aceptar la lista unitaria de Mas. Se trata del resto de partidos pro-consulta. Tanto la CUP de David Fernández como ICV, liderada por Joan Herrera, se han mostrado a su vez más partidarios de ir a unas elecciones con varias listas y un programa común que con una lista única.

El motivo es que así se comprobaría mejor “la pluralidad” de la sociedad catalana. Además, la propuesta de Junqueras incluye medidas sociales, algo que Artur Mas ha aparcado para centrarse única y exclusivamente en la independencia.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Asamblea-Nacional-Catalana-Junqueras-acepta_0_2399160061.html