Joan Rosell toma partido por Arturo Fernández en las elecciones a la Ceim

La candidatura de Hilario Alfaro a la presidencia de los empresarios madrileños va a sufrir un importante varapalo este miércoles. Es el día elegido por el opositor al actual líder de la patronal, Arturo Fernández, para presentarse en sociedad y mostrar su fortaleza públicamente.

Para ello, Alfaro cursó invitación al desayuno-acto del miércoles en el Hotel Ritz de Madrid al presidente de la patronal nacional de empresarios (CEOE), Joan Rosell. Sin embargo, según han confirmado fuentes oficiales de la organización, “Rosell tiene ese día otro acto en una emisora de radio y no podrá asistir”.

En cambio, el presidente de la CEOE no sólo asistió al mismo acto que celebró Arturo Fernández a finales de febrero, con récord de asistencia en cantidad y calidad de presentes, sino que fue quién se encargó de la presentación del también vicepresidente de la patronal nacional.

Rosell, durante su presentación de Fernández, que escuchaban atentamente el presidente de la Comunidad de Madrid, la alcaldesa, la delegada del Gobierno, los líderes regionales de UGT y CCOO, y el líder del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, no dudó en alabar al presidente de Ceim y su gestión al frente de su empresa y de la organización.

El entorno de Hilario Alfaro se ha limitado a anotar la noticia y ha evitado valorarla.

Juego sucio

La primera campaña electoral a la presidencia de la Ceim en más de veinte años está resultado muy dura. Por primera vez en mucho tiempo hay dos candidatos al cargo y todo se decidirá en las urnas el 24 de marzo.

Esto ha provocado varios incidentes entre ambos contrincantes. Alfaro acusó a Arturo Fernández de tramposo por no garantizar la transparencia de los comicios prohibiendo el voto delegado y recordó su imputación en el caso Bankia, el proceso que se sigue en la Audiencia Nacional contra el consejo de la entidad nacionalizada por irregularidades en su salida a Bolsa. 

Su rival no quiso entrar al trapo en un principio pero finalmente estalló y le contestó en público asegurando que su actitud era un ataque a todos los empresarios madrileños.

La situación empeoró cuando Alfaro judicializó sus críticas al proceso de voto por correo. Pidió que un notario certifique la legalidad del proceso, algo que no se ha aceptado por parte de Fernández alegando que “en la última reunión de Ceim todos aprobamos sin discusión las normas del proceso electoral”.

Cavero

Otro momento polémico fue la dimisión como vicepresidenta de la Ceim de Lourdes Cavero, esposa del presidente de la Comunidad de Madrid e importante apoyo de Fernández. Era la única vicepresidenta de la institución que cobraba un sueldo y el entorno de Alfaro criticó que utilizara su influencia para pedir a los empresarios que delegaran el voto y no fueran a votar en persona. Alfaro considera que la delegación de los votos le perjudicaba.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/Joan-Rosell-Arturo-Fernandez-Ceim_0_2234776515.html