Hacienda rechaza eliminar las deducciones en I+D para las empresas

El informe de los expertos incluía hasta 125 recomendaciones concretas y muchas de ellas no serán aprobadas por el Ejecutivo. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, aseguró el martes en un seminario organizado por Farmaindustria que el Ejecutivo no se plantea eliminar la deducción en I+D+i en el impuesto sobre sociedades ni ningún otro beneficio ligado a esta actividad. Ello significa que el Gobierno desoirá en este punto las opiniones realizadas por la comisión de expertos para la reforma fiscal. Este grupo de nueve sabios elegido por Hacienda y liderado por Manuel Lagares aboga en el documento presentado el pasado 14 de marzo por suprimir la práctica totalidad de beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades.

Ello incluye la deducción en I+D+i, por reinversion, por creación de empleo, por producciones cinematográficas o por inversiones medioambientales. “La evidencia empírica disponible para España sobre su efectividad no es concluyente pero permite identificar importantes deficiencias y su falta de eficiencia no parece justificar su coste fiscal”, opinan los expertos sobre la deducción en I+D. Actualmente este beneficio fiscal permite rebajar la cuota a pagar en el impuesto sobre sociedades en unos 250 millones, según el presupuesto de beneficios fiscales para 2014.

Ferre tranquilizó a las empresas del sector al asegurar que las medidas fiscales para potenciar la actividad investigadora se mantendrán en la futura reforma fiscal que aprobará el Gobierno este año. Además, la ley de emprendedores –la norma más publicitada por el Gobierno–, incorporó más ventajas tributarias en la misma dirección. Así, las compañías que no puedan aplicarse la deducciones en I+D por falta de beneficios empresariales, tendrán derecho a recuperar posteriormente la desgravación. El Ejecutivo sostiene que ello permitirá que no se desmantelen proyectos ya iniciados y se ayudará a proyectos nuevos que incentivarán la creación de empleo. Para Hacienda, los beneficios fiscales en I+D son un elemento importante para fomentar el cambio de modelo productivo.

Lagares, el presidente de la comisión de expertos, ha defendido en diversos artículos que la subvención pública es más eficiente que las deducciones. Entre otras ventajas, la subvención se define como un gasto público y, por lo tanto, se somete al control parlamentario. La desgravación supone también un coste para las arcas públicas, pero no sufre la misma vigilancia.

Por otra parte, Ferre también garantizó que se mantendrá el actual régimen de beneficios fiscales para la cesión de activos intangibles, conocidos como Patent Box. Esta figura existe en muchos países de la Unión Europea, pero en España ha sido poco desarrollada.

Lagares rechaza las deducciones y apuesta por la subvención directa, que es más eficiente y está sometida al control del Congreso

Si bien Hacienda rechaza eliminar las deducciones en I+D, se muestra en términos generales de acuerdo con la opinión de los expertos respecto al impuesto sobre sociedades. Los sabios abogan por eliminar beneficios fiscales y rebajar el tipo general del impuesto, actualmente en el 30%. Recomiendan reducirlo en un primer momento al 25% y, posteriormente, al 20%. El departamento de Montoro está estudiando la posibilidad de rebajar el gravamen nominal, que en España es uno de los más elevados de la UE y tiene intención de seguir reduciendo o suprimiendo deducciones.

El Gobierno tiene su propia hoja de ruta

En cualquier caso, el Ejecutivo tiene su propia hoja de ruta y en diversos puntos no es coincidente con las propuestas de la comisión de expertos. De hecho, el mismo día en el que se presentó el informe, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya rechazó la recomendación de los sabios de imputar en la base imponible del IRPF una renta presunta por la vivienda habitual. Esta medida, en caso de aplicarse, afectaría a trece millones de contribuyentes. Hay que tener en cuenta que la reforma fiscal se aprobará este año y parte de su contenido entrará en vigor en 2015, año de elecciones generales.

Por otra parte, Montoro también anunció que el Gobierno no se plantea realizar una reclasificación de productos en el IVApara que los bienes y servicios que actualmente tributan al tipo del 10% pasen al 21%. Los expertos recomendaban elevar la fiscalidad a todos los productos que aplican el tipo reducido con la excepción de la vivienda, el turismo y el transporte público. Ello implicaría un incremento del IVApara los alimentos elaborados (carne, pescado, aceite o arroz, entre otros). Una medida muy impopular y que afectaría sobre todo a las rentas más bajas.

En cualquier caso, los expertos y las tendencias internacionales apuestan por un incremento de la fiscalidad indirecta y por una reducción de los impuestos directos como el IRPF o el impuesto sobre sociedades. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya anunció en el último debate del estado de la nación que en 2015 entraría en vigor una rebaja del IRPF que beneficiará especialmente a los tramos más bajos del impuesto. Además, señaló que los mileuristas quedarán exentos de pagar el impuesto. Actualmente, quien gana 11.000 euros al año tampoco ya no paga IRPF.

Otras propuestas polémicas de la ‘Comisión Lagares’

La subida del IVAo la imputación de la vivienda habitual en el IRPFson dos de las medidas más polémicas del informe presenado por Lagares. Pero hay otras:

Régimen para pymes

Los sabios abogan en su estudio por suprimir el actual régimen especial para pymes en el impuesto sobre sociedades. El tipo general de este tributo asciende al 30%, sin embargo, el gravamen se reduce para las pequeñas y medianas empresas hasta el 25% o 20%. Incluso, si se cumplen ciertos requisitos, el tipo puede bajar hasta el 15%. Los expertos consideran que el régimen especial para pymes desincentiva el crecimiento empresarial.

Impuesto sobre el vino

Actualmente ya existe en España un impuesto especial sobre el vino, sin embargo, está bonificado al 100%. Una situación que ha sido criticada por la patronal de la cerveza y de las bebidas espirituosas. Los expertos abogan por subir los impuesto sobre el alcohol y defienden establecer también un tipo reducido sobre el vino, una medida que recientemente ha adoptado Francia.

‘Ley Beckham’

La conocida como Ley Beckham permitía que los extranjeros que llegaran a España a trabajar pudieran tributar como un no residente. Ello abría la puerta a que asalariados con sueldos millonarios aplicaran el mismo tipo nominal que un mileurista en el IRPF. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero limitó en 2010 este régimen tan beneficioso a los sueldos inferiores a 600.000 euros. Los expertos defienden suprimir esta restricción.

Exención por dividendos

Los primeros 1.500 euros que se cobran por dividendos están exentos en el tramo del ahorro en el IRPF, un beneficio fiscal que el grupo liderado por Lagares recomienda suprimir. Esta medida ha molestado al sector, que entiende que esta exención tiene todo el sentido en la medida en que los dividendos cobrados ya han tributado en la sede de la empresa.

Catastrazo

El informe de los expertos aboga por dar más protagonismo al IBI, que grava la propiedad de viviendas. Recomiendan aproximar lo máximo posible los valores de mercado a los reales, lo que implicaría duplicar la base imponible y dispararía la factura fiscal de este impuesto.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/38f8cffa/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A30Ceconomia0C13965444640I1189420Bhtml/story01.htm