Hacienda avanza que puede bajar el IRPF sin subir otros impuestos

En el primer trimestre del año, la recaudación tributaria del Estado aumentó más de un 5% en términos homogéneos, es decir, corrigiendo los efectos de calendario. Así lo ha anunciado hoy el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, durante su intervención en un debate sobre la reforma fiscal organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PwC.

El Ejecutivo confía en que esta tendencia se mantendrá a lo largo del ejercicio. Ferre señaló que la mejora de la recaudación permitirá que la reforma fiscal que aprobará el Gobierno este año sea más ambiciosa. “Será posible bajar el IRPF sin subir otras figuras impositivas”, señaló el secretario de Estado de Hacienda.

El Gobierno rechaza la recomendación de la comisión de expertos elegida por Hacienda que apuesta por trasladar al tipo de IVA del 21% a los bienes y servicios que actualmente aplican el gravamen reducido del 10%, con la excepción del turismo, la vivienda y el transporte. Ello significaría un incremento impositivo notable para los alimentos elaborados. Ferre insistió en que esta propuesta no pasará el filtro del Consejo de Ministros.

El secretario de Estado de Hacienda explicó que la reforma fiscal supondrá una reducción del IRPF a partir de enero de 2015 para las rentas bajas y medias. Además de suprimir el recargo que entró en vigor en enero de 2012, el Gobierno elevará los mínimos personales y familiares. En su opinión, esta medida persigue mejorar la equidad del sistema y también impulsará el consumo en la medida en que los contribuyentes ganarán poder adquisitivo. Para Ferre, la reforma tributaria debe ser una palanca para la actividad económica y la creación de empleo. Sin embargo, los tramos de renta más elevados no sufrirán una redcción fiscal en el mismo grado que las clases bajas a partir del próximo año.

En este sentido, Ferre recordó que el Gobierno debe seguir con el proceso de consolidación de fiscal, que exige que el déficit público baje del 6,62% del PIB registrado en 2013 a un nivel inferior al 3% a partir de 2016.

Sobre los datos de cierre de 2013, Ferre destacó el esfuerzo en contención del gasto público realizado por el Ejecutivo. Sin embargo, toda la reducción del déficit público registrado en 2013 –que pasó del 6,84% al 6,62%– se explica por la mejora de los ingresos. De hecho, incluso si se descuenta la ayuda financiera, el gasto público aumentó un 0,2%.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/39115860/sc/14/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A70Ceconomia0C1396860A430A0I1316820Bhtml/story01.htm