Guindos informará al Congreso del ‘Plan Juncker’

El ministro de Economía, Luis de Guindos, comparecerá en el Congreso de los Diputados mañana lunes, 22 de diciembre, a partir de mediodía para informar sobre los proyectos que el Gobierno de España ha propuesto que queden incluidos en el ‘Plan Juncker’, que prevé la movilización de hasta 315.000 millones de euros para inversiones en toda la UE.

La intervención se producirá a petición del propio ministro, que comparecerá ante la Comisión parlamentaria de Economía apenas diez días después que presentar públicamente un primer listado provisional de proyectos que podrían aspirar a lograr financiación de este plan, por valor de 53.000 millones de euros.

Proyectos que no han sido detallados, no por “secretismo” sino por “prudencia”, para “no generar expectativas que en un porcentaje muy elevado no se van a ver cumplidas”, según señaló De Guindos, que desvincula esta decisión de la proximidad de las elecciones autonómicas.

PROYECTOS VIABLES Y RENTABLES

En cualquier caso, el Ejecutivo recuerda que la elección de proyectos no se basará en cuotas nacionales sino en que tengan “rentabilidad” y “generen una capacidad de crecimiento potencial de la economía europea”. Para ello, se realizarán varias cribas de las propuestas presentadas.

De momento, casi la mitad de los proyectos remitidos por España (por valor de 25.133 millones de euros) corresponden al ámbito de la energía, particularmente vinculados a las interconexiones, tanto en el sector del gas como el de la electricidad (14.449 millones), y a la mejora de la eficiencia (10.683 millones).

En este sentido, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que España, Francia y Portugal presentarán en marzo proyectos conjuntos de interconexiones energéticas para obtener financiación del plan, tal y como han acordado los tres países en una reunión tripartita mantenida en el marco del Consejo Europeo que se está celebrando esta semana.

A continuación se sitúan los proyectos de I+D y economía digital (para los que se solicita una financiación de 11.181 millones), seguidos de los de transportes (6.115 millones), medio ambiente (5.351 millones), infraestructura social (5.163 millones) y agricultura (27 millones).

En total, los Estados miembros han identificado 2.000 proyectos en toda Europa con unas necesidades de inversión de 1,3 billones de euros. De ellos, en los próximos tres años podrían ponerse en marcha proyectos por valor de 500.000 millones de euros. Muchas de estas iniciativas están paralizadas debido a barreras financieras, regulatorias o de otro tipo.

FONDO DE FINANCIACIÓN

Para financiar las iniciativas que finalmente resulten elegidas, se creará un nuevo Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas, que contará únicamente con 21.000 millones de euros de fondos públicos comunitarios –no de dinero nuevo, sino ya presupuestado– y con el que se pretende movilizar hasta 315.000 millones de euros.

Así, la Comisión ha pedido a los estados miembros que aporten capital para aumentar la potencia de este Fondo y generar más inversiones, algo a lo que España está “predispuesto” aunque primero quiere saber más detalles sobre las condiciones financieras, el tratamiento de estas aportaciones en el marco del procedimiento de déficit excesivo, las ventajas que conllevaría hacer aportaciones en términos de capital y los proyectos de inversión seleccionados.

Se da la circunstancias, de que el mismo día 22 de diciembre está prevista también una reunión entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para fijar conjuntamente las prioridades andaluzas ante el ‘Plan Juncker’.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que “en 2015 la recuperación (económica) llegará a los bolsillos de los ciudadanos” con mejoras en las rentas y en el empleo.

En un artículo publicado en el diario El Mundo, ha abogado por afrontar el futuro con optimismo porque, tras la crisis, “la economía española ha rodado por la pista, ha cogido velocidad e inicia el despegue”.

A pesar de ello, ha reconocido que “es cierto que hasta que todos los hogares lo perciban no se puede hablar de salida de la crisis”, al tiempo que ha subrayado que “desde enero, la rebaja fiscal se notará en los bolsillos”.

Ha añadido que ahora “quienes han mantenido el empleo están superando el miedo a perderlo” y que “las empresas ven más posibilidad de negocio”, algo que ocurre “a diferencia de lo que sucedía hace dos años”.

Por ello, ha insistido en que “la previsión de un crecimiento económico del 2 % en 2015 que tiene el Gobierno está por debajo del consenso” de los analistas.

 

INFORME SOBRE BANKIA

Aunque la comparecencia versará sobre el nuevo escenario de inversiones en el ámbito europeo, los partidos de la oposición no dejarán pasar la ocasión de interpelar al ministro De Guindos con respecto al informe que los peritos del Banco de España que colaboran con el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu hicieron público la semana pasada.

En dicho documento se acusa a los gestores de la entidad en el momento de su salida a Bolsa de haber ocultado información relevante para la operación y se señala que tanto las cuentas anuales de 2011, realizadas bajo la Presidencia de Rodrigo Rato, como la revisión que efectuó el equipo de Ignacio Goirigolzarri no reflejaban la imagen fiel del banco.

A este respecto, el titular de Economía afirmó que la salida a Bolsa en julio de 2011 fue una “decisión política” definida como “una cuestión de Estado” y en la que el Gobierno socialista “forzó voluntades e hizo que los supervisores miraran para otro lado”. “Por mucho que la dirección de Bankia se hubiera empeñado en salir a Bolsa, la operación nunca se hubiera producido sin el visto bueno del Banco de España y la CNMV”, insistió.

Una semana más tarde, y en respuesta a una pregunta del PSOE durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno de la Cámara Baja, el ministro insistió en que el Banco de España dio el visto bueno y se congratuló por la salida a Bolsa de Bankia, y subrayó que los primeros que han puesto en duda el papel del supervisor en la operación fueron sus peritos en el citado informe.

Esta comparecencia de De Guindos será la décimo tercera de la legislatura ante la Comisión de Economía, a la que el ministro acude aproximadamente una vez al trimestre para informar sobre la marcha de la economía y la evolución del sistema bancario tras la reestructuración y el rescate de algunas entidades. La última vez que pasó por este órgano de la Cámara Baja fue el fue el 27 de octubre, cuando explicó los resultados de los test de estrés realizados por el Banco Central Europeo (BCE) a las entidades bancarias españolas.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/41a7afbc/sc/29/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C210Ceconomia0C14191589910I779950A0Bhtml/story01.htm