Extremadura se despega de Andalucía en la tasa de paro

“Susana (Díaz) me tiene pelusa”, ironizaba la pasada semana pasada el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, al referirse en rueda de prensa a la delantera que está tomando la economía extremeña en materia de empleo en comparación con Andalucía.

Históricamente, ambas comunidades han marchado a la par en cuanto a tasa de paro se refiere. Sin embargo, en lo que va de año, Extremadura ha disparado su creación de empleo por encima del 8%. Esto ha llevado a esta comunidad a recortar su tasa de paro cuatro puntos y medio, pasando de tener al 32,1% de la población activa desempleada en el primer trimestre al 27,6% en el tercero.

Sin embargo, lejos de recortar su tasa de paro, Andalucía la ha incrementado tres décimas este año hasta el 35,2%, aumentando su brecha con Extremadura en 7,5 puntos, la mayor diferencia en la serie histórica (desde 2002).

No obstante, no es la primera vez que Extremadura toma la delantera dejando atrás a Andalucía con la tasa de paro. Precisamente desde que empezó la actual crisis ha habido varios momentos en los que se ha producido este despegue del empleo extremeño. Así la primera vez que la brecha con la tasa andaluza se incrementó por encima de los seis puntos fue en el tercer trimestre de 2009. Y, posteriormente, cuando parecía que la economía española empezaba a dejar atrás la recesión a principios de 2011, Extremadura se sumó al carro de la creación de empleo –como está haciendo en la actualidad– y Andalucía no, con lo que el desempleo en extremeño logró ser 7,1 puntos inferior al andaluz.

Pero ¿por qué se ha incrementado esta brecha entre ambas tasas de desempleo? El motivo fundamental es que Extremadura se ha anotado un aumento del número de 28.300 ocupados entre el primer y tercer trimestre del año, lo que supone un crecimiento del empleo del 8,3% muy superior a la media nacional –que registró un avance de la ocupación del 3,2% en este periodo–;y solo superada por Baleares, que encabeza la recuperación del empleo con un 27% de ocupados más en lo que va de año.

En contraposición, Andalucía perdió 2.700 ocupados en este mismo periodo de tiempo, siendo junto a Canarias –que destruyó 13.700 empleos–, las dos únicas comunidades que han recortado su número de trabajadores en lo que va de año.

Es más, en el caso de Extremadura, el descenso de la población activa no ha contribuido a recortar la tasa de desempleo, tal y como ha ocurrido en términos generales en los datos nacionales. De hecho, Extremadura aumentó su número de activos en 7.800 este año.

Perfil del nuevo ocupado

La inmensa mayoría del empleo creado en Extremadura en este ejercicio ha sido ocupado por hombres, con 24.000 trabajadores más, tras incrementarse un 12,3% la ocupación masculina. Mientras que las empleadas se incrementaron en 4.200 (un 2,8% más en lo que va de año).

Pero lo que más llama la atención es la edad de estos nuevos trabajadores, mayoritariamente con más de 45 años.

Todo este empleo creado en Extremadura en este ejercicio fue de carácter privado, donde se registraron 30.500 ocupados más, al tiempo que el sector público de la región perdió 2.300 trabajadores en este periodo. En cuanto a los sectores, la mayoría se generó en el comercio, el transporte y en la hostelería (13.700 puestos), seguidos de la agricultura (12.100) y la construcción (5.200).

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/40951804/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C170Ceconomia0C14162423490I0A278450Bhtml/story01.htm