¿Estamos al borde de una Tercera Guerra Mundial?

El Parlamento de la República Autónoma de Crimea pidió este jueves al presidente de Rusia, Vladímir Putin, y a la Cámara baja del Parlamento ruso, que inicien los procedimientos para incorporar la península a la Federación Rusa. En concreto, en calidad de provincia o unidad administrativa. El Parlamento de Crimea decidió adelantar al 16 de marzo la fecha del referéndum sobre el futuro de la región.

Por su parte, la Unión Europea califica como ilegal el referéndum de autonomía de Crimea para unirse a Rusia, tanto en el Consejo Europeo celebrado en Bruselas, como en el congreso del Partido Popular Europeo con el apoyo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Pero, ¿qué acontecimientos va a provocar esta situación? ¿Estallará la guerra? ¿Qué bandos se formarían? ¿Cuál sería el papel de España? Para resolver todas estas preguntas, El Confidencial Digital ha contactado con una serie de expertos que ponen luz al conflicto.

En opinión del diplomático Inocencio Arias, el conflicto entre ucranianos y rusos “va hacia la pacificación”. Pero matiza: “Eso sí, en cualquier momento puede estallar”.

En esta línea, coincide la doctora en Estudios Europeos de FAES, Mira Milosevich, que opina que “no hay peligro de una guerra por Crimea”, ya que “Occidente se encuentra muy debilitado económicamente y Ucrania no es un país que importe demasiado”.

La experta de FAES destaca además que el mundo entra en una nueva fase. “Tras dos guerras mundiales vivíamos en un periodo post guerra fría, desde 1989 hasta 2014, ahora entramos en una nueva fase”. Y señala las claves de por qué cree que no habrá una guerra: “Rusia se ha asegurado una mejora de posición, ya que una guerra sería muy costosa y debilitaría las fronteras rusas. Putin se ha lanzado a la batalla sin balas”. “El ejército ucraniano tiene formación soviética pero es muy débil con respecto al ruso, ya que Rusia es un país que invierte un 16 % del PIB anual, que es una barbaridad. Para que nos hagamos una idea, Alemania no llega a invertir ni el 2%”.

Por su parte, el analista en política internacional y columnista de ECD, Antonio Rubio Plo, piensa que nos encontramos en “un proceso que transcurre de forma lenta, pero se está calmando”.

El corresponsal diplomático de ABC, Luis Ayllón, también cree que “las cosas terminarán por calmarse a pesar de la gran tensión que ha habido”.

La misma postura defiende el jefe de Internacional de la Cadena COPE, Manuel Ángel Gómez, que apunta a que “lo que Putin quería era tener una posición de fuerza para negociación, y ahora tiene militares prorrusos controlando la península”.

¿Cómo podría estallar el conflicto?

Inocencio Arias piensa que “la opinión pública occidental no va a permitir una guerra, a menos que los grupos ultras o los soldados rusos se fueran por los gatillos o asalten algún cuartel”. Y añade: “Putin sabe que Occidente no va a usar las armas aunque Rusia ocupe Crimea o el este de Ucrania”.

Mira Milosevich, por su parte, opina que “nadie morirá por Crimea. La Unión Europea en los últimos cinco años se ha debilitado mucho por la crisis económica, mientras que Rusia ha cambiado su estrategia militar y política. En Rusia se piensa que la UE ha provocado sus intereses y la UE no tiene estrategia a largo plazo, como han demostrado”.

Además, añade que “Putin está cansado del trato dado por Occidente tras la guerra fríam no han consenntido que se les trate como derrotados cuando no lo han sido. Ahora están fuertes y Occidente está muy débil. La UE no tiene una política clara al respecto”. “Putin es un gran estratega, mucho mejor que Obama, pero no quiere una democracia militar, no desea lo mismo que Occidente”, apunta la doctora. Y se adhiere a la postura del diplomático español: “No habrá guerra a menos que los grupos ultras se alteren”. Sin embargo, sobre el futuro opina que “la integridad territorial de Ucrania ya no se podría conservar, y los planes de Putin no se sabe cuáles son. ¿Quiere Crimea o algo más?”.

El articulista de ECD, Antonio Rubio Plo, comenta que “Rusia está dispuesta a negociar porque sabe que el 60 % de la población en Crimea es prorrusa, y su posición allí está muy establecida. Eso sí, si Ucrania actúa por su cuenta y entra en Crimea sí habrá enfrentamiento”.

Por otro lado, el corresponsal de ABC, Luis Ayllón, cree que la clave es que “aunque Crimea sea Ucrania, es una zona de mucha influencia para salvaguardar los intereses rusos”.

¿Cómo afectará el conflicto a las relaciones entre Rusia y Occidente?

El diplomático Arias confiesa que “Putin ha conseguido mantener a Ucrania lejos de Occidente”. Por su parte, Mira Milosevich cree que “el referéndum será un punto definitivo y cambiará las relaciones entre Occidente y Rusia”. “Estados Unidos y Rusia seguirán manteniendo el mismo statu quo, son dos tigres de papel”, añade la doctora de FAES. “Putin no quiere una Guerra Fría, pero no va a entregar ni Sebastopol ni Crimea, que es la clave de su seguridad nacional. De las dos invasiones que sufrieron los rusos, tanto Napoleon como los Nazis, ambas incursiones se produjeron por Ucrania”. Y aporta otra clave: “China será el nuevo socio Ruso, será el mercado de gas que van a tener y un nuevo aliado comercial”.

Al contrario, Luis Ayllón, cree que “ahora mismo los soldados ucranianos están contenidos. La prueba de ello es que van con palos y no con armas. En mi opinión, llegarán a un acuerdo donde se respete a la población prorrusa en Crimea y se respete la integridad territorial de Ucrania”.

¿Cuál es el papel de España?

España tiene un papel de socio comunitario fiel y leal. No puede hacer mucho más”, opina Inocencio Arias.

Mira Milosevich, por su parte, opina que “España ha tenido una postura prudente. El ministro de Exteriores no ha ido a Kieve a negociar, por lo que España es visto desde Rusia como un país amigo. En cuanto a la integridad territorial de Crimea, España ha sido coherente, seguramente por los problemas del País Vasco y Cataluña”.

El articulista de ECD, Antonio Rubio Plo, cree que “la posición de España ha sido conciliadora. Ha propuesto la vía diplomática dentro del espacio europeo de cooperación”.

Para terminar, el jefe de Internacional de COPE, Manuel Ángel Gómez, confiesa que “España tiene un papel relativo como miembro de la Unión Europea. En Alemania, Merkel se está mojando mucho, pero España seguirá el camino marcado por la UE, aportando opiniones e ideas y tratando de mantener la buena relación con Rusia”.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/te_lo_aclaro/Tercera-Guerra-Mundial_0_2230576939.html