¿Es imaginable un Ejército sin armas como reclama Ada Colau?

El pasado mes, Ada Colau firmó una nueva normativa municipal que restringía las maniobras que realiza el Ejército de Tierra habitualmente en el Parque Collserola. Los efectivos del Cuartel del Bruc que utilizan esta zona natural para realizar marchas con todo su equipo a cuestas -incluido su armamento- deberán hacerlo a partir de ahora sin armamento.

Este nuevo ‘espacio sin armas’ diseñado por Colau sí permite que el Ejército pueda realizar “prácticas deportivas” o pruebas de “carácter recreativo” en esta área natural. La normativa ha llegado acompañada de polémica, ya que hay quien considera “absurdo” plantear que los militares deban renunciar a una de sus herramientas básicas de trabajo, como son las armas.

¿Un ejército sin armas? ¿Es posible?

Una pregunta que puede parecer absurda de origen, pero que es una cuestión con un trasfondo ideológico. En algunos países del entorno europeo, como puede ser Suecia, hace algo más de una década se dieron los pasos para llevar a cabo una cierta ‘desmilitarización’ de la sociedad. Una de las decisiones que se puso sobre la mesa fue la eliminación del servicio militar obligatorio y la reducción significativa del componente humano de su ejército. Recientemente, Suecia ha dado marcha atrás y ha vuelto a convocar a sus jóvenes al servicio militar obligatorio, alegando el peligro que supone Rusia en estos momentos.

Pero, ¿qué piensan los militares de las palabras de Colau? El Confidencial Digital ha planteado esta cuestión a miembros en activo de las Fuerzas Armadas, y las respuestas son unánimes. “No tiene ningún sentido lo que ha dicho la señora alcaldesa de Barcelona” explican. “Los militares nos valemos de las armas como un instrumento disuasorio frente a quien supone una amenaza para la seguridad de un Estado. Para sus intereses y sus ciudadanos” afirman. “Ya no es una cuestión de que se solicite que no se utilicen armas de fuego, o que no se lleven cargadas de munición. Sino el simple hecho de exhibirlas en un entrenamiento”.

Otros piensan que las palabras de la alcaldesa de Barcelona están “influidas por la película de Mel Gibson”. Hacen referencia a ‘Hasta el útimo hombre’, que cuenta la historia de Desmond Doss. Doss fue un soldado considerado héroe tras participar en la Segunda Guerra Mundial sin portar ningún arma. Se declaró objetor de conciencia y acudió a luchar contra los japoneses sin ningún tipo de arma de fuego. Su trabajo como sanitario salvó a decenas de sus compatriotas. “La historia es sorprendente, pero es una mera anécdota y no refleja para nada la historia de las sociedades humanas”.

Por otra parte, hay quien contrapone el hecho de que en Cataluña se esté repudiando desde los ambientes independentistas todo aquello que esté relacionado con el ejército español, aludiendo al antimilitarismo y pacifismo que deberá caracterizar a una futura república independiente catalana. Y sin embargo, en la agenda de las plataformas secesionistas se debate sobre cómo se deberá conformar unas hipotéticas Fuerzas Armadas catalanas.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/te_lo_aclaro/imaginable-Ejercito-reclama-Ada-Colau_0_2885711424.html