El no voto pro-vida al PP

El pasado 22 de noviembre, con ocasión de la Marcha por la Vida, desarrollada ese día en Madrid, tuve la curiosidad de colocarme enfrente de la sede nacional del PP, en la calle Génova, ante la cual desfilaron los miles asistentes. Se trataba de conocer y comprobar cuál era la actitud de esas personas.

Algo de lo allí escenificado se refleja en la información publicada en estas páginas que resumía los eslóganes y gritos contra el primer partido del país, al que se acusó (y a su presidente, Mariano Rajoy) de incumplir las promesas electorales, de traicionar a su electorado, etc., etc.

Viendo en vivo y en directo cómo se comportaban los manifestantes, su indignación, desconcierto y rechazo, todo ello a flor de piel, resultaba sencillo darse cuenta de la hondura del foso que se ha abierto entre el Partido Popular y una gran parte de su electorado, las familias y personas que defienden en serio el derecho a la vida.

Mariano Rajoy y su partido han decepcionado profundamente a amplios sectores de la sociedad, que en estos momento no perdonan lo que consideran un burdo engaño, además de una falta de valentía.

Ayer reveló ECD que el Gobierno prepara una ley de apoyo a la maternidad, con el objetivo de intentar recuperar el voto pro-vida perdido, que el ínclito Arriola cifró en dos millones de apoyos.

No le será tan fácil al PP recobrar a esos votantes defraudados, ni siquiera con el caramelo de la nueva legislación, que además se anunciará en fecha próximas a la celebración de las elecciones generales.

La Ley de Maternidad no bastará. Solamente el miedo a que gobierne en España un partido de las características de Podemos podría contrarrestar la determinación de los enfadados de no volver a dar su respaldo al Partido Popular. Y no es seguro.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/blogs/confidencialmente/voto-pro-vida-PP_7_2394430534.html