El IPC de la eurozona cae al -0,2%, más de lo previsto

Conocido el dato de inflación de la zona euro, que se situó en diciembre pasado en negativo por primera vez en cinco años, aumenta la presión para que el Banco Central Europeo (BCE) actúe con contundencia en su próxima reunión del 22 de enero.

Ante la amenaza de deflación, y con los precios del petróleo por debajo de la barrera de los 50 dólares, mínimos desde 2009, el mercado espera que Mario Draghi mueva ficha y anuncie el esperado programa de compra de deuda pública (Quantitative Easing).

La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en diciembre en el -0,2%, frente al alza del 0,3% del mes anterior, lo que representa el primer dato negativo del indicador desde octubre de 2009, cuando los precios bajaron una décima y la mayor caída de los precios desde septiembre de 2009, cuando la inflación de la eurozona se situó en el -0,3%, según muestra el dato adelantado por Eurostat.

El retroceso de los precios, mayor de lo esperado (el consenso estimaba un -0,1%), se explica principalmente por el descenso del 6,3% del precio de la energía, frente a la bajada interanual del 2,6% de noviembre.

Por su parte, el precio de los alimentos, el alcohol y el tabaco se mantuvo estable en diciembre, después de haberse incrementado un 0,5% en noviembre, mientras que los servicios se encarecieron un 1,2%, igual que el mes anterior.

De este modo, sin tener en cuenta el impacto de la energía los precios subieron un 0,6% en diciembre, en línea con el dato del mes anterior, mientras que sin tener en cuenta energía, alimentos frescos y tabaco, la inflación subyacente subió un 0,8%, frente al 0,7% de noviembre.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/4213d56e/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C0A70Ceconomia0C1420A6254960I920A8710Bhtml/story01.htm