El Daesh presume de los graves daños económicos que sus atentados causan a los países

Una de las diferencias entre Al Qaeda y el Estado Islámico que señalan los expertos en yihadismo es la distinta atención que prestan unos y otros a aspectos económicos de su ‘enemigo’, Occidente. Mientras para Al Qaeda era básico atacar objetivos que supongan un daño económico, el Daesh se centraba o objetivos militares y en provocar la mayor cantidad de bajas civiles.

Sin embargo, la situación ha cambiado. El Estado Islámico ha comenzado a comprobar que sus atentados en Europa causan un claro y demoledor impacto sobre la economía de los países, y empieza presumir de ello. Así lo recoge en una de sus principales publicaciones, ‘Rumiyah’ (Roma, en árabe).

“Pérdidas económicas directas”

El Estado Islámico asegura en esa publicación que los efectos de los atentados de muyahidines en tierra de infieles y ‘Mushrikin’ (creyentes islámicos considerados apostatas, como califican por ejemplo a la sociedad turca) suponen unas “pérdidas económicas directas”, que enumera a continuación: 

Destrucción de edificios.

Costes sanitarios para atender a las víctimas.

Cierre, temporal o total, de negocios.

Bloqueo de ciudades, como ocurrió con el cierre de Bruselas tras los atentados de 2016.

Clausura de carreteras, dificultando al sector del transporte y a la logística industrial.

Efectos a medio plazo

También recopila los efectos económicos a medio plazo que se derivan de los últimos golpes que han dado en Europa, como los atropellos de Niza o Berlín y la cadena de atentados en Paris en noviembre de 2015. Cita los siguientes:

Bajadas generalizadas en las acciones y en el mercado de la Bolsa.

–Pérdidas importantes en el sector del turismo por cancelaciones y por la caída de viajeros.

–Pérdidas a las compañías de seguros.

–Aumento considerable de los gastos para mantener la seguridad interna.

Fuga de capitales, por la inestabilidad económica generada, hacia zonas sin amenaza del terrorismo.

Y a largo plazo

El Daesh detalla igualmente los efectos a largo plazo que, según ellos, causan los atentados en las economías ‘enemigas’. Estos:

Aumento de tropas, y con ello del gasto en sus salarios.

Adquisición de más armas, munición y vehículos para la seguridad nacional.

Mayor índice de desempleo, provocado por todas las circunstancias anteriores.

–Subida de los precios en el mercado inmobiliario.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/Daesh-presume-economicos-producen-atentados_0_2898310144.html