El Constitucional alemán confirma la legalidad del fondo de rescate europeo

El Tribunal Constitucional alemán, radicado en Karlsruhe, ha dictaminado hoy que el fondo de rescate europeo (MEDE por sus siglas en español, ESM, según las inglesas), dotado con 700.000 millones de euros, no viola las competencias del Parlamento alemán (Bundestag) de decidir sobre asuntos presupuestarios, siempre y cuando la Cámara baja tenga lo suficientes poderes supervisores. El veredicto, si bien entra dentro de lo previsto, confirma la decisión peliminar adoptada en 2012 y supone un alivio para la zona euro, toda vez que cualquier fondo de rescate sería inviable sin la participación alemana.

Así lo afirmó hoy el presidente del Constitucional, Andreas Vosskuhle, al comenzar a leer la argumentación de la sentencia, que tilda las denuncias de “inadmisibles” o “infundadas”, y que concreta una resolución urgente del alto tribunal de septiembre de 2012.

“El resultado es claro: los recursos de inconstitucionalidad son en parte inadmisibles y por lo demás infundados”, aseguró el presidente del Constitucional. La sentencia considera además que la “autonomía presupuestaria” del Bundestag queda suficientemente asegurada con la actual regulación del MEDE, una de las críticas de los querellantes. “Pese a los compromisos adquiridos, se mantiene la autonomía presupuestaria del Bundestag alemán suficientemente salvaguardada”, afirmó Vosskuhle. Asimismo, el Constitucional estipula además en su fallo que el pacto fiscal es también conforme con la carta magna alemana.

Este controvertido acuerdo, promovido por el Gobierno alemán en gran parte de la Unión Europea (UE) para sancionar la austeridad e introducir un “freno de la deuda” en las legislaciones nacionales, dota de competencias de supervisión presupuestaria a la Comisión Europea (CE).

El Tribunal Constitucional sancionó en septiembre de 2012 con mínimas condiciones la participación de Alemania en el MEDE y permitió en la práctica la entrada en funcionamiento de este fondo de rescate, que había sido aprobado ya por el resto de los socios de la zona del euro.

La sentencia, que fue acogida con satisfacción por el gobierno alemán, la oposición europeísta y los mercados financieros, afirmaba que la contribución alemana a este “cortafuegos” anticrisis es constitucional siempre que se cumplan los techos de garantías y se consulte convenientemente al Parlamento.

No obstante, ésta era una sentencia de carácter urgente y precisaba ser posteriormente argumentada en detalle por el Constitucional, ya que el tribunal debía dar respuesta a todos los diferentes recursos que habían dado lugar a la apertura de este proceso.

El pasado enero el Constitucional elevó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la parte, contenida también en esta causa, que se refería al programa de la compra de bonos soberanos del Banco Central Europeo (BCE) tras declararse no competente en la materia.

Los recursos ante el Constitucional provenían, entre otros, del grupo parlamentario de La Izquierda, del parlamentario de la conservadora Unión Socialcristiana (CSU) Peter Gauweiler, y de la asociación “Más democracia”, que cuenta con mas de 37.000 socios.

 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/384f539a/sc/29/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C180Ceconomia0C13951350A0A90I3821590Bhtml/story01.htm