Cuenta atrás para que los ingenieros pre-Bolonia puedan trabajar en el extranjero

El Ministerio de Educación dará a conocer por primera vez un borrador de Real Decreto para equiparar las titulaciones anteriores al Plan Bolonia a nivel máster la próxima semana. Así lo han confirmado fuentes del departamento que dirige José Ignacio Wert. Bajo la presión continuada de los colegios y las asociaciones profesionales de ingenieros durante los últimos dos años y de iniciativas en las redes sociales como la de Diego Álvarez, un estudiante de ingeniería industrial que impulsó una petición a Educación en la web change.org, el Ejecutivo empuja ahora sobre el acelerador. La Conferencia general de política universitaria, que reúne los consejeros de Universidades de las Comunidades Autónomas, está convocada para debatir sobre el borrador, al que ha tenido acceso Cinco Días, el próximo lunes por la tarde, en la sede del Ministerio de Educación.

Sin embargo, la version actual del Real Decreto, que tendrá que pasar el examen de varios estamentos antes de llegar al Consejo de ministros, no dirime directamente lo que, en los preámbulos, Educación llama la “cuestión capital”: encontrar una adecuada colocación de las antiguas titulaciones universitarias -arquitecto, ingeniero, licenciado, arquitecto técnico, ingeniero técnico y diplomado- en el nuevo Marco Español de Calificaciones para la Educación Superior (Meces), tras la entrada en vigor del nuevo Espacio europeo de educación superior previsto por el Plan Bolonia. De entre los cuatro niveles del Meces -técnico superior, grado, máster y doctorado-, los arquitectos, los ingenieros y todos los licenciados pre-Bolonia son considerados sólo grado, a pesar de haber cursado cinco años de carrera y ostentar los 300 créditos formativos necesarios para obtener el nivel actual de máster.

Con el Real Decreto, que contiene también los criterios de homologación de títulos extranjeros a los españoles, el Gobierno delega de hecho a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y de la Acreditación (Aneca) la tarea de redactar un informe sobre la correspondencia de los títulos de arquitectura, ingeniería y licenciatura al grado 3 (máster) y de arquitectura técnica, ingeniería técnica y diplomatura al nivel 2 (grado). Para remitir a la Secretaría de Estado de Educación este informe “preceptivo y determinante”, Aneca tendrá un plazo de tres meses. Si no lo hace, todo el proceso de equiparación, que tendría que durar como máximo seis meses, según el proyecto, podrá suspenderse a discreción de la Secretaría de Estado. Además, la Dirección general de política universitaria acordará 20 días hábiles de información pública, periodo en el que “cualquier persona física o jurídica podrá examinar el expediente y formular alegaciones”.

“Estos plazos me parecen mal, el proceso puede ser demasiado largo, y el hecho de confiarlo a Aneca no ofrece, de por sí, ninguna garantía de que la correspondencia de los títulos pre-Bolonia a nivel máster se vaya a aprobar”, critica Álvarez, que con su petición a Educación ha recogido ya 36.000 firmas en pocas semanas. “Además, esta agencia ha convalidado dos títulos, uno de la Universidad de Las Palmas y otro de la de Cádiz, que los tribunales han anulado recientemente. Por ello, que el proceso esté en sus manos me da reparo”, afirma este estudiante de 23 años, cara visible de la lucha de muchos titulados del marco anterior.

“La solución es tan sencilla, que no se entiende por qué tarda: basta una línea en la que se declare que el titulo de ingeniero, resultante de un plan de estudios de 5 años o más de duración, anterior al Plan Bolonia, corresponde al nivel 3 del Meces, el de máster”, dijo Álvarez hace un mes. En aquella ocasión, concretamente el 14 de febrero, el Gobierno presentó en el Consejo de ministros una normativa para equiparar a máster unos grados de carreras sanitarias del marco actual, desaprovechando así la oportunidad de arreglar la situación de los titulados del marco anterior. Una decisión tajante que Educación implícitamente rechaza tomar con este proyecto de Real Decreto.

Otro punto del borrador que Álvarez critica es que Aneca tendría que pronunciarse también sobre la equiparación de arquitectos técnicos, ingenieros técnicos y diplomados al nivel 2 del Meces (grado), mientras que ahora están asignados al nivel 1 (técnico superior). “Y a todos los que tienen el nivel 1 y que están cursando o ya han cursado un año adicional de adaptación al grado, ¿cómo se lo van a vender?”, se pregunta Álvarez. “Me parece que, más que resolver nuestro problema, este proyecto genera dudas. La sensación que tengo es que Educación intenta echar balones fuera para quitarse la responsabilidad”, concluye.

Una visión que no comparte el Colegio de ingenieros de caminos. Fuentes del organismo de representación de este colectivo, consultadas por este periódico, valoran muy positivamente el texto de este borrador y afirman que, una vez que la Administración se ha puesto en marcha, “no hay camino atrás”. El Real Decreto podría así ofrecer una solución concreta a una situación que, como vienen denunciando los ingenieros desde 2012, perjudica a los profesionales españoles que buscan trabajo en el extranjero, al ser menos competitivos que sus homólogos procedentes de países de nuestro entorno, donde la equiparación de los titulados pre-Bolonia a nivel máster se hizo sin mayor dificultad.

Esta falta de correspondencia menoscaba también la presencia de las compañías españolas fuera de nuestras fronteras, donde contratar ingenieros con máster puntúa más en las licitaciones públicas. De esta forma, recuerda el Informe anual de la patronal de constructoras, Seopan, presentado el viernes pasado, “las empresas españolas de infraestructuras se ven obligadas, para cumplir los pliegos de condiciones, a contratar ingenieros civiles extranjeros, con lo que se encuentran en la necesidad de incrementar sus costes de personal y ven limitada la actuación de sus ingenieros españoles”. El presidente de la asociación, Julián Núñez, llegó hasta el punto de reclamar al Gobierno que resuelva “cuanto antes” este problema.

Tras su paso por la Conferencia general de política universitaria, las próximas etapas del borrador serán la Conferencia sectorial de consejeros de Educación de las Comunidades Autónomas, el Consejo de Estudiantes Universitario de Estado (Ceune) y el Consejo de Estado. Un recorrido hacia la Moncloa que se anuncia largo todavía.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3815550c/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C120Ceconomia0C139461760A10I0A5450A20Bhtml/story01.htm