CNI, Guardia Civil y Policía activan a todos sus confidentes en círculos islamistas

Funcionarios los servicios de inteligencia españoles explican a El Confidencial Digital que “desde los primeros minutos” del ataque terrorista contra la redacción del semanario parisino Charlie Hebdo, “todas las fuentes de información” –confidentes- que colaboran con Policía, Guardia Civil o CNI en materia de yihadismo “han sido activadas”.

En concreto, hablan de varios puntos de España donde las tareas de obtención de información han sido especialmente intensas, incluso “frenéticas”: Madrid, Cataluña, PaísVasco, Andalucía, Ceuta y Melilla.

Según relatan, cada cuerpo policial y cada unidad de información antiterrorista tiene sus propios informantes y sus propios métodos para contactar con ellos. En estos momentos, el objetivo es conseguir cualquier dato que ayude a esclarecer lo ocurrido en París o la existencia de planes similares para ejecutar en España.

Quién lo celebra, quién no fue a rezar…

A estos confidentes se les interroga, añaden, sobre lo que han observado en sus comunidades, en su entorno, en sus lugares de rezo.

Cualquier dato es relevante: quién ha festejado o manifestado su apoyo a los hermanos Kouachi –presuntos responsables del atentado en Francia-; si alguien ha tenido contacto con ellos o tenían alguna pista del plan; movimientos extraños e imprevistos –“viajes de última hora”-; personas que han dejado de aparecer por los lugares de rezo habituales; repentinosviajes a sus países de origen o cambios en la rutina diaria.

Estas fuentes, que rechazan ofrecer cifras concretas acerca de la magnitud de estas redes de informantes, aseguran que “la estructura de información es actualmente muy amplia, algo en lo que se viene trabajando desde el 11-M”.

Además, ocupa los lugares y puntos más sensibles del territorio nacional. Pero se concentran especialmente en los barrios y poblaciones donde residen las comunidades islámicas en las que se ha detectado altos niveles de radicalismo y ejercicios de captación.

La discreción yihadista, principal obstáculo

Entre estos informantes, captados por los cuerpos policiales tiempo atrás, existen de varios tipos. En primer lugar están los que son ‘fijos’ o ‘de plantilla’, que llevan tiempo manteniendo una colaboración estable con los servicios de inteligencia y cuyos datos han sido probados como fiables en otras ocasiones. Después están los utilizados para ocasiones ‘puntuales’ y por último, los que están ‘a prueba’, explican las fuentes consultadas.

De momento, aseguran, las labores de captación de información continúan “las 24 horas del día” debido a la dificultad para obtener información en este tipo de situaciones.

Los yihadistas “suelen mantener la discreción” en momentos de crisis. No se ponen nerviosos en momentos de especial tensión o vigilancia. Ni suelen cambiar su forma de actuar habitual.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/CNI-Guardia-Civil-Policia-confidentes_0_2415358469.html