Carta a un profesional que busca empleo

¿Te preguntas qué es el outplacement, para qué sirve y con qué compañía trabajar en tu proyecto de transición profesional? Vamos a intentar responder a todas tus preguntas.

El outplacement es algo más que la recolocación de un profesional que pierde su empleo, es el acompañamiento en tres etapas fundamentales.

Reflexión. Acompañar en la toma de decisiones sobre lo que quieres hacer con tu vida profesional, qué te gusta, que quieres evitar, qué ofreces, qué aportas y qué te va a dejar hacer el mercado. Definir tu producto. Porque en definitiva, tú puedes querer: continuar, cambiar o romper.

Aquí está el gran error de muchos profesionales que afrontan en solitario la búsqueda de un nuevo proyecto: CV estándar, carta estándar para todo tipo de opciones, ofertas, oportunidades y objetivos.

El mercado te va a etiquetar, pero tú serás capaz de cambiar tus etiquetas y mostrarte en él como realmente quieres que te vean.

Comunicación. ¿Cómo informar sobre tu producto? Distintos formatos, CV, cartas, redes sociales, marca personal, entrevistas, perfiles. Y esta etapa no se puede hacer bien si no está perfectamente definida la anterior.

El mercado te va a etiquetar pero tú serás capaz de cambiar tus etiquetas y mostrarte como quieras

Acción. Ya estás listo para posicionar tu producto con tus herramientas de comunicación. Aprenderás a navegar por el mercado: el abierto y el oculto.

El mercado abierto son todas las ofertas públicas a las que cualquiera puede acceder, pero que pocos saben rentabilizar por envío de currículums mal diseñados, cartas estandarizadas, o por no enviarlas (“total, si lo que piden ya está en mi CV”). Es un mercado de fácil acceso pero resulta complicado destacar y triunfar. La competencia es enorme, todos han visto la misma oferta que tú.

El mercado oculto es toda oferta que no se hace pública. Es un mercado opaco con preguntas como “¿conoces a alguien que…? Necesito a alguien que sepa… Estoy buscando a alguien para…”. Se calcula que en nuestro país el 70% de la oferta laboral es oculta. Aprenderás cómo encontrarla, cómo postularte y ante quién postularte. Los head hunters, las candidaturas espontáneas y tu red de contactos te enseñarán y te guiarán para rentabilizar todos tus contactos.

Ya sabemos lo que quieres, dónde encontrarlo y con qué herramientas hacerlo, ahora sí estás listo para buscar, de manera muy activa, intensa, sin dormirte, con un plan de trabajo y de marketing, estrategias diseñadas y objetivos claros, retos a corto y medio plazo y revisión de tus cifras y resultados. Productividad y eficacia serán tus objetivos. Y deben ser los objetivos de la empresa de outplacement que te acompañe en esta travesía.

Tu compañera de viaje debe realizar una fortísima campaña de prospección e intermediación laboral, proactiva y reactiva, reforzando candidaturas, detectando oportunidades, presentando candidatos, poniendo a todos sus contactos al servicio de sus candidatos, pero esa empresa no podrá triunfar sin ti. Sin tu compromiso e implicación. Porque la responsabilidad final siempre será la del candidato.

¿Para qué sirve el outplacement? Para buscar con eficacia, con productividad, para no quemar la red de contactos con peticiones constantes, a veces incluso torpes, para saber defenderse en la entrevistas, para saber escuchar y preguntar y contestar en las mismas, para no sentirse solo y dar palos de ciego, para no cometer errores improductivos, para marcarte objetivos de acciones de búsqueda y seguimiento de dichas acciones. Esos serán tus nuevos KPI y tú serás el único responsable de su gestión. En definitiva, para sentir el aliento de otro en la nuca, poniéndote presión en la búsqueda.

Busca una empresa que sepa romper con la metodología tradicional y te ponga en marcha desde el principio

Y por último, ¿con qué compañía de outplacement, si parece que está todo inventado y todo el mundo lo hace igual?

Busca una empresa en la que la vocación y seniority de sus consultores sea la marca de la casa; una empresa que utilice herramientas de coaching que beneficiarán tu desarrollo personal y profesional; una empresa que te garantice como candidato individual un equipo de consultores: consultor de carrera, coach certificado, consultor de marca personal, prospector. Te aportarán visiones distintas.

Busca una empresa que sepa romper con la metodología tradicional (cada sesión un tema independiente), que sepa ponerte en marcha desde la primera sesión, porque en los programas de outplacement no hay compartimentos estancos (tú por un lado, tu objetivo por otro, aparte el CV, en distinta dirección tus contactos, no). Cada una de las etapas y subetapas forman un todo, un proceso completo, todo está interrelacionado. Lo que tú necesitas es un enfoque global.

Busca una empresa que prime las sesiones individuales sobre los talleres multitudinarios, y no al revés; una empresa con verdaderos expertos en marca personal y redes sociales. Porque tu marca es tuya y necesitas un consultor que te ayude de manera personal a ti, no a otros 20 al mismo tiempo.

Busca una empresa que ponga a tu disposición un sofisticado portal de empleo, pero que no pretenda que dicho portal sustituya a una consultoría personal y de calidad.

Busca una empresa que te ofrezca independencia de la gran multinacional o de una ETT, una empresa con cobertura nacional y partners en otros países, pero que no se vea sometida a los dictados de una casa matriz, una empresa que te ayude a elegir con independencia el programa más adecuado a ti y a tus circunstancias. Con independencia para añadir sesiones o consultores que enriquezcan los contenidos de tu programa. Con independencia para ofrecerte todo aquello que te puede convenir.

Busca, por encima de todo, una empresa que sienta razón y vocación por las personas. Por ti.

Marta García es directora del Área de carreras de Ars Outplacement.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3803ffff/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C10A0Ceconomia0C13944655540I1341240Bhtml/story01.htm