Campaña en el Ejército contra los brotes de legionela en los cuarteles

Entre las instalaciones que se analizarán, según los pliegos del contrato, se encuentran la Academia de Infatería de Toledo, la Academia de Ingenieros, el CENAD y polvorín de Chinchilla, Destacamento de Artillería Cerro Negro, Escuela Politécnica Superior del Ejército de Tierra, Escuela de Guerra del Ejército, acuartelamientos Infante Don Juan, Primo de Rivera, Zarco del Valle, San Cristobal, Capitán Guiloche y Alfonso X.

Las labores, para las que se ha previsto un presupuesto de 180.000 euros, consistirán en analizar los grifos, duchas, lavabos, piscinas, torres de refrigeración y material de limpieza de vehículos y de todas estas instalaciones militares, realizando las pruebas pertinentes para detectar cultivos de bacterias de legionela.

Defensa refuerza así la lucha contra la legionelosis, materia cuyo control y prevención depende del Centro Militar de Veterinaria. Los análisis se realizan a través de la Unidad de Apoyo Logística Veterinaria.

Los últimos brotes en instalaciones militares

En verano de 2013, se detectó un brote de legionelosis instalaciones militares de El Pinacho (Huelva), donde estaba teniendo lugar un campamento infantil con 150 menores.

El caso más grave de los recientes tuvo lugar en Madrid hace cuatro años. En 2010 se detectó un foco de bacterias en el Cuartel General de la Armada, que se unió a Torrespaña y a dos restaurantes como focos de una infección creciente en la capital de España. Las instalaciones fueron clausuradas hasta que se completó su desinfección.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/defensa/Campana-Ejercito-brotes-legionela-cuarteles_0_2224577529.html