Bruselas aprobará el martes el plan de inversión de 300.000 millones

La Comisión Europea tiene previsto aprobar el martes su anunciado plan de inversión público-privada de 300.000 millones de euros en tres años, cuyo objetivo es reactivar la economía europea y evitar una tercera recesión. Su presidente, Jean-Claude Juncker, presentará la iniciativa ante el pleno de la Eurocámara el miércoles por la mañana, según ha anunciado el Parlamento.

El Ejecutivo comunitario publicará también el mismo martes sus opiniones sobre los presupuestos de 2015 de los países de la eurozona, entre ellos España. Este año se encuentran en el punto de mira Francia e Italia. Aunque Bruselas ha descartado ya rechazar los presupuestos de los dos países, les exigirá más ajustes y reformas, según ha adelantado el comisario alemán, Günther Oettinger.

Juncker anunció su plan de 300.000 millones de euros durante su discurso de investidura ante la Eurocámara el pasado julio para ganarse el apoyo de los socialistas y ha decidido acelerarlo ante el empeoramiento de la situación económica de la eurozona. El dinero se invertirá en proyectos de interés europeo que estén maduros en ámbitos como el transporte, la energía o la economía digital. Para identificarlos, ya se ha creado un grupo de trabajo donde están representadas las capitales.

Sin embargo, hasta ahora se han filtrado pocos detalles de cómo se financiará esta iniciativa. Lo único que está claro es que el plan no debe generar más déficit y deuda en los Estados miembros, por lo que la mayor parte del dinero debe venir del sector privado, según ha dicho Juncker. También se ha confirmado que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) participará y que el presupuesto comunitario podría utilizarse como aval.

La UE ya lanzó en 2012 un plan de inversión de 130.000 millones de euros propuesto por el presidente francés, François Hollande, pero sus efectos sobre la economía fueron nulos.

Más tiempo para Francias a cambio de reformas con plazos concretos

Por lo que se refiere a los presupuestos, el Ejecutivo comunitario dará más tiempo a París para corregir su déficit excesivo -el Gobierno de Hollande ha pedido dos años extra, hasta 2017-, pero exigiendo a cambio reformas “concretas” y “medibles” con plazos precisos, según ha avanzado Oettinger.

“La cuestión del rigor con el que la Comisión Europea debe tratar a Francia en tanto que país deficitario reincidente es importante”, escribió Oettinger en un artículo publicado el jueves por el diario francés ‘Les Échos’. A su juicio, la decisión sobre si dar una nueva prórroga a Francia es “una de las más difíciles y con mayores consecuencias” del nuevo Ejecutivo comunitario.

El comisario alemán recuerda que desde 2009 Francia no ha logrado reducir su déficit por debajo del umbral del 3% del PIB que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y que Bruselas le ha dado ya dos prórrogas para corregir su déficit excesivo, la última de las cuales vence en 2015. Sin embargo, si el Gobierno de París no toma más medidas, el déficit seguirá aumentando y se situará en el 4,4% en 2015 y en el 4,5% en 2016, según las previsiones de otoño de la Comisión.

“Perderíamos toda la credibilidad si prolongamos por tercera vez el plazo acordado sin exigir contrapartidas muy concretas y precisas. Francia debe comprometerse con objetivos políticos claros, que resuelvan de forma sostenible sus problemas económicos y presupuestarios”, afirma Oettinger.

“La Comisión condicionará por tanto una prolongación del plazo a medidas concretas y medibles, acompañadas de plazos precisos”, anuncia el comisario responsable de Economía digital. “La cuestión no se limita sólo a Francia. Sin una Francia económicamente sólida, es la recuperación en el conjunto de la eurozona la que está en juego”, avisa.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/40c09eb7/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C230Ceconomia0C1416740A860A0I0A38340A0Bhtml/story01.htm