Así controlará Hacienda este año el fraude fiscal

La Agencia Tributaria se ha fijado como objetivo no solo aumentar la calidad de los servicios que presta a los contribuyentes, sino también mejorar su eficacia en uno de los asuntos que más polémica y reproches genera por parte de los ciudadanos: la lucha contra el fraude fiscal. Así, el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2014 que hoy publica el Boletín Oficial del Estado (BOE) establece que las actuaciones que se emprenderán a lo largo de este ejercicio estarán articuladas en torno a tres grandes ejes: la comprobación e investigación del fraude tributario, el control del fraude en la fase recaudatoria y la colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas.

En el primer apartado, como cada año, Hacienda procederá a lo que denomina una “adecuada selección de los contribuyentes que serán objeto de control”. Para ello, será crucial la ampliación que va a llevar a cabo de las distintas fórmulas de colaboración con el fin de que la Agencia Tributaria pueda obtener cada vez más información de otras administraciones públicas, especialmente en aquellos supuestos en los que existan registros administrativos relativos al ejercicio de actividades económicas.

Uno de esos colectivos sobre los que Hacienda prevé extremar los controles es el de los perceptores de cualquier tipo de subvención pública. Además, el Fisco continuará realizando actuaciones selectivas profesionales y empresariales para descubrir ingresos de la actividad no declarados. Y, como en campañas anteriores, se analizará la existencia de signos externos de riqueza que no se correspondan con el nivel de renta y patrimonio declarados previamente.

Otra de las prioridades para la Agencia Tributaria será la captación de información sobre rentas, bienes o activos financieros radicados en paraísos fiscales o en territorios o países de baja tributación. El objetivo es identificar rentas obtenidas en España y, por lo tanto, sujetas a tributación en el territorio nacional.

Siguiendo esta línea, y en colaboración con la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude, se intensificará la captación de información para identificar el verdadero país de origen de las mercancías importadas y los valores reales de transacción para la correcta aplicación de los tributos que gravan el comercio exterior, así como sobre la circulación intracomunitaria de productos sujetos a impuestos especiales de fabricación con objeto de impedir su desvío a circuitos ilegales.

Economía sumergida

Como en planes anteriores, Hacienda quiere poner especial énfasis en los sectores con un mayor riesgo fiscal y dentro de éstos la Agencia Tributaria recuerda que este año los controles vigilarán el auge de nuevos nichos de actividad o modalidades de negocio, las empresas resultantes del desarrollo de nuevas tecnologías, así como los cambios normativos o las propias modificaciones del comportamiento de los obligados tributarios o contribuyentes.

En este sentido, el Fisco mantiene este año como uno de los principales focos de su actividad la ejecución de una estrategia coordinada de lucha contra la economía sumergida para lo que se reforzarán las actuaciones de prevención y control consistentes en la obtención de información que permita la detección precoz de actividades ocultas y se potenciarán las actuaciones presenciales en aquellos sectores en los que se aprecie una especial percepción social sobre la existencia de elevados niveles de economía sumergida.

Así, está previsto en las inspecciones y controles rutinarios vigilar estrechamente la posible manipulación de los libros de contabilidad y de los libros registro; así como la llevanza de una doble contabilidad o la ocultación parcial de la actividad.

Otra línea de actuación presencial será la que lleven a cabo los inspectores, a quienes este año se les ha establecido como prioridad el análisis de la facturación y los medios de pago al objeto de verificar la efectividad del cumplimiento de la limitación de pagos en efectivo establecida por ley en 2.500 euros. Y, como cada año, también se estrechará el cerco sobre los alquileres no declarados.

Fiscalidad internacional

La ampliación de la red española de acuerdos y convenios que posibilitan el intercambio de información permitirá realizar requerimientos internacionales dirigidos a aquellos territorios y judisdicciones tradicionalmente considerados paraísos fiscales.

En este contexto, están previstas actuaciones relativas a la utilización abusiva de mecanismos “híbridos”, que, aprovechando la diferente calificación de determinadas formas jurídicas u operaciones en los sistemas fiscales de distintos países y el juego de los convenios de doble imposición, determinen una minoración artificial de la tributación. Se prestará especial atención a aquellos pagos al exterior de especial relevancia u operaciones de mayor complejidad a los que resulte de aplicación medidas antiabuso contempladas en la normativa interna o en los convenios bilaterales para garantizar la adecuada tributación en España de las rentas.

La correcta aplicación de las normas sobre precios de transferencia será otro de los ejes prioritarios de actuación, especialmente en operaciones de reestructuración empresarial complejas, servicios intragrupo, acuerdos de reparto de costes y operaciones sobre intangibles relevantes.

Hacienda buscará igualmente asegurarse de que los contribuyentes que tributan como no residentes sin establecimiento permanente lo hacen de manera correcta, en especial en el marco de grupos multinacionales con presencia en España. Y en este ámbito, también está previsto vigilar las actividades desarrolladas en España por profesionales, artistas o deportistas no residentes, al objeto de verificar su correcta tributación.

Economía digital

Dice el departamento que dirige Cristóbal Montoro que el uso de la tecnología ha cambiado la forma de relación entre comprador y vendedor y, por ende, ha de cambiar la actuación de control de la Administración Tributaria. Por todo ello, está previsto hacer frente a las nuevas formas de fraude que posibilita la deslocalización permitida por Internet, al poderse originar actividades totalmente sumergidas junto con otras que, bajo apariencia extranjera, son en realidad empresas españolas que usan la red para eludir sus obligaciones fiscales.

Por otra parte, está previsto intensificar las campañas dirigidas a frenar algo bastante frecuente en las empresas: la llamada planificación fiscal agresiva, consistente en utilizar entidades o estructuras híbridas o fiduciarias o que actúen mediante otras fórmulas de planficación agresiva son el objetivo de eludir o minorar el pago de impuestos. Se continuará con el control en la deducibilidad de los gastos financieros, especialmente intragrupo, y de la compensación indebida de bases imponibles negativas. Y, por supuesto, Hacienda recalca que seguirá muy de cerca las tramas de fraude que se suelen organizar en torno al impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Por último, otros de los focos donde está previsto que Hacienda sea especialmente meticulosa en sus inspecciones son el grupo de contribuyentes que declaró la posesión de bienes y derechos en el extranjero, las fundaciones y entidades sin ánimo de lucro, la tributación de las subvenciones públicas y todos aquellos nuevos supuestos afectados por los impuestos especiales (tabaco o hidrocarburos y nuevas energías, entre otros). Además, está previsto controlar muy de cerca la gestión de los nuevos tributos medioambientales.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/38cf699d/sc/3/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C310Ceconomia0C13962627420I1193810Bhtml/story01.htm