Arturo Fernández afirma que CEIM dejará de ser “presidencialista”

Arturo Fernández quiere que la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) se consolide como pionera del proceso de renovación que requieren las patronales españolas y prepara cambios para que la organización que preside desde hace siete años deje de ser “presidencialista” y se abra a sus órganos de dirección, a los empresarios y a la sociedad.

En una entrevista con EFE tras presidir la toma de posesión de los quince vicepresidentes que le acompañarán en su nuevo mandato al frente de la patronal más importante del país, Fernández tilda de “histórica” la adhesión inquebrantable que le mostraron los empresarios madrileños en las elecciones del pasado día 24 y que recuerda como “un éxito de democracia y participación”.

Es consciente, no obstante, de que un 35% de los delegados (respaldo que obtuvo la candidatura de Hilario Alfaro) demanda “algunos cambios” que él irá haciendo efectivos hasta conseguir una CEIM modernizada y protectora de sus socios.

De momento, su equipo ha empezado a recibir las “normativas” que deben imperar en los próximos cuatros años en base a cuatro líneas de actuación: formar un ‘lobby’ con los diferentes gobiernos; mantener “buenas relaciones” con los sindicatos; fortalecer la fluidez del crédito y eliminar trabas administrativas; y modificar el actual modelo de los cursos de formación en las empresas.

A cada uno de sus 15 vicepresidentes, con Juan Pablo Lázaro a la cabeza, le ha encomendado ya “un cometido, una responsabilidad”, y ha encargado “unos cambios” en los Estatutos de la organización para adaptarlos a la realidad económica y empresarial de hoy.

Entre estas modificaciones sobresale la que afectará al actual proceso electoral, que considera “arcaico y lento”, hasta asemejarlo al de CEOE. También tomará de la patronal que dirige Juan Rosell la creación de un Consejo Asesor a la Presidencia, órgano consultivo en el que “grandes directivos empresariales” aconsejarán al presidente de CEIM en las cuestiones que éste requiera.

Estará formado por “algunos” exvicepresidentes de la patronal madrileña, aunque no está prevista la inclusión de quien fue su mano derecha en los últimos tres años y actual miembro de la Junta Directiva, Lourdes Cavero.

“De momento, ni ella ha pensado en nosotros, ni nosotros en ella”, dice Arturo Fernández, tras agradecer a la esposa del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, el “gran trabajo” y “lo efectiva que ha sido” en CEIM: “Para nosotros ha sido una gran pérdida”, sentencia.

Firme defensor de la unión CEIM-Cámara de Comercio por considerarla compatible, competitiva y ahorrativa, asegura que esta “simbiosis” se afianzará en pro de los empresarios, auténticos beneficiarios de una línea de crédito de entre 50.000 y 100.000 euros que ultima la institución cameral con distintas entidades bancarias para hacerla efectiva el próximo mes de abril.

En la senda marcada por CEOE y las organizaciones sindicales, desde la Presidencia de CEIM considera necesaria la continua preparación de los trabajadores pero clama un nuevo modelo de formación “más libre y elegido por las empresas”.

“El modelo actual ha dejado de funcionar y las patronales deben ayudar a las pymes para que hagan una formación más transparente y eficaz de lo que ha sido hasta ahora”, manifiesta.

En esta nueva etapa de CEIM, Juan Pablo Lázaro será su hombre de confianza, su “coordinador de operaciones” y, para algunos, la persona que tomará las riendas de la patronal antes de que concluya el actual mandato, en 2018.

Arturo Fernández ni confirma ni desmiente este extremo y deja que el futuro diga “si voy a agotar mis cuatros años, si me voy a dedicar a la política o si me dedico solo a ser empresario”. 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/38c18a04/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C290Ceconomia0C13960A976740I30A12820Bhtml/story01.htm