A contratar personal investigador

En coherencia con el compromiso de apoyo a las políticas de innovación y mejora de la competitividad del conjunto de los sectores económicos en España, el Gobierno español decidió recuperar y, lo que es más importante, mejorar el incentivo de las bonificaciones al personal investigador.

Aunque el Real Decreto 475/2014 que regula este incentivo se publicó el 14 de junio, la fecha a partir de la que es posible aplicar dichas bonificaciones de forma efectiva fue el 14 de septiembre. Este incentivo había desaparecido en nuestro país en agosto de 2012.

Con esta medida, por un lado se pretende fomentar la contratación de personal que pueda dedicar gran parte de su tiempo a proyectos de investigación, desarrollo e innovación tecnológica (I+D+i). Por otra parte, se busca impulsar un incentivo que tenga un efecto inmediato en los gastos empresariales y cuya aplicación no dependa, en gran medida, de la situación financiera de la empresa.

La bonificación del personal investigador es un incentivo de naturaleza no tributaria que premia a las empresas que, con independencia de su tamaño, tienen en la innovación el eje central de su crecimiento. Este –llamémoslo de este modo– premio se materializa en una reducción del 40% de las aportaciones empresariales a las cuotas de la Seguridad Social por contingencias comunes de los trabajadores que dedican, como mínimo, un 85% de su tiempo al desarrollo de proyectos de I+D+i. Las empresas que estén pensando en contratar y quieran aprovechar este incentivo deberán tener en cuenta que los trabajadores con derecho a la bonificación podrán ser titulados y no titulados, incluidos en los grupos de cotización 1, 2, 3 y 4, ya sea su contrato de carácter indefinido, en prácticas o por obra o servicio determinado. En este último caso, el contrato deberá tener una duración mínima de tres meses.

Parte de los requisitos, recogidos en el ya citado RD 475/2014, suponen, por ejemplo, la obligatoriedad de obtener un informe motivado emitido por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco) en aquellos casos en los que se pretenda bonificar a 10 o más trabajadores durante más de tres meses. Este mecanismo, al igual que ocurre para las deducciones fiscales por I+D+i, garantiza tanto a la AEAT como a la Tesorería General de la Seguridad Social el cumplimiento de los requisitos establecidos, como que el personal que se está bonificando encaja con las definiciones de I+D+i recogidas en el artículo 35 de la Ley de Impuesto sobre Sociedades. Asimismo, aporta seguridad jurídica a la aplicación del incentivo. Destacar también, como novedad, la compatibilidad plena con las deducciones por I+D+i solo para aquellas empresas reconocidas por el Mineco con el sello de pyme innovadora. Para el resto de empresas, dicha compatibilidad se entenderá siempre que no se apliquen sobre un mismo investigador. Eso sí, hay que tener en cuenta en ambos casos que se deberá aportar a la AEAT una memoria anual de actividades y proyectos ejecutados a efectos de comprobación. Es probable que sea un acierto impulsar este tipo de procesos con la participación de hasta tres ministerios (Economía, Hacienda y Empleo). La aplicación del incentivo para los meses restantes del ejercicio fiscal 2014 ya no es posible, dado que la notificación pertinente a la Seguridad Social debía realizarse entre el 14 de septiembre y el 14 de noviembre. No obstante, cabe poner las miras en el siguiente ejercicio fiscal para ejercitar esta comunicación y poder aplicar de manera automática dichas bonificaciones. De todas maneras, antes del 30 de diciembre de 2014 todavía es posible solicitar ingresos indebidos por el personal que cumpla los requisitos, bajo el principio de retroactividad, desde 1 de enero de 2013. Complementando a este incentivo, las empresas tienen otras vías para financiar el personal investigador. Dentro del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación encontramos el programa estatal de promoción del talento y su empleabilidad que busca incentivar la formación, especialización, inserción laboral y movilidad de los recursos humanos en I+D+i. A nivel europeo, las acciones Marie Sklodowska Curie, en homenaje a la científica franco-polaca, facilitan la movilidad y la formación de los investigadores mediante distintos instrumentos, siempre bajo la modalidad de subvenciones a fondo perdido.

María Corominas es directora general de F. Iniciativas.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/4137e7b8/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C0A50Ceconomia0C1417810A8470I10A25730Bhtml/story01.htm