10 consejos para desplazarte a Estados Unidos por trabajo

En algunas ocasiones, las ofertas de empleo obligan a desplazarse al extranjero.  Países como EE.UU., por ejemplo, son el destino temporal de numerosos profesionales, sobre todo vinculados a las nuevas tecnologías, que encuentran en las grandes ciudades buenas oportunidades para prosperar. También hay personas que acuden al país sin una oferta concreta, con la expectativa de encontrar un empleo, cualquiera que les permita salir del paro.

Y con ello, se plantea la primera cuestión a resolver, el alojamiento. Hay que indagar sobre los costes de vivienda, alquileres o pensiones y con ello, haciendo un balance de lo que se vaya a cobrar en el nuevo trabajo, valorar cuál es la mejor opción.

Si se presenta la ocasión de viajar a EE.UU. por trabajo, ¿Qué debemos tener en cuenta?

Ahí van nuestros consejos:

1. Visado: es lo primero que debemos solicitar para entrar en el país. Hasta hace un tiempo, la solicitud de visado debía presentarse ante las embajadas o consulados americanos. Ahora, con la denominada ESTA USA, el mecanismo se ha simplificado. Se trata de una autorización en línea de 90 días de duración que permite entrar en EE.UU.  para hacer turismo, negocios o estar de  tránsito hacia otro país. El ESTA no sustituye a los visados de trabajo, pero es una herramienta a tener en cuenta para estancias cortas. Hasta el momento, 38 países, incluido España, se han acogido al programa.

2. Billete de avión: es conveniente hacer nuestra reserva con suficiente antelación, de esta manera podremos conseguir ofertas.

3. Alojamiento: el coste de la vida en EE.UU., sobre todo en las grandes ciudades, es muy elevado, en especial en lo que se refiere a la vivienda. Por eso es conveniente buscar las alternativas más adecuadas y cercanas a nuestro lugar de trabajo. Aparte del alquiler apartamentos, existe la opción de compartir piso, alojarse en residencias de estudiantes o utilizar los homestay o casas en familia.

4. Idioma: aunque el español es el segundo idioma más hablado en EE.UU., es de vital importancia estar familiarizados con el inglés.

5. Transportes: en EE.UU., las distancias son largas, incluso dentro de las ciudades. Por eso es conveniente buscar el medio de transporte adecuado y calcular bien el tiempo que vamos a invertir en los desplazamientos.

6. Horarios: el ritmo de vida americano es muy distinto al español. Se desayuna muy temprano, se come sobre las 12 y se cena sobre las 7. La comida suele ser rápida, similar a un tentempié, y muchas veces se realiza dentro del propio lugar de trabajo.

7. Contactos: como ocurre siempre que se viaja al extranjero, es muy importante poseer contactos en la zona de destino. Las personas familiarizadas con el entorno son siempre un valioso punto de apoyo.

8. Sanidad: en EE.UU. las personas pagan por recibir asistencia médica, por lo que la mayoría contrata seguros de salud. En muchos trabajos, el empresario asume una parte del seguro y el trabajador se hace cargo del resto.

9. Adaptarse al ritmo de vida: no es lo mismo ir de turista a EE.UU. que vivir allí. Si queremos sentirnos mínimamente integrados es importante conocer la idiosincrasia de cada zona y adaptarnos a las situaciones.

10. Preparar el retorno: los trabajos en el extranjero no suelen prolongarse durante mucho tiempo. Es conveniente pensar y planificar la vuelta.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/la_buena_vida/destinos/consejos-desplazarte-Unidos-trabajo_0_2948105164.html